EEUU veta el software de Kaspersky por motivos de seguridad

La administración Biden ha anunciado la prohibición de la venta del software antivirus de Kaspersky Lab en Estados Unidos, en un esfuerzo por reforzar la seguridad nacional. Esta medida refleja la preocupación por la posible influencia del gobierno ruso en la empresa y las vulnerabilidades de ciberseguridad que podrían surgir. Kaspersky, que se declaró neutral tras el inicio de la invasión de Ucrania y trasladó su cuartel general a Suiza, sigue siendo objeto de suspicacias.

Motivos de la prohibición

La Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, ha enfatizado los riesgos de seguridad asociados con el software de Kaspersky, que tiene un acceso profundo a los sistemas informáticos de los usuarios. Este acceso podría ser explotado para robar información confidencial, instalar programas maliciosos o bloquear actualizaciones críticas. Raimondo destacó que «Rusia ha demostrado que tiene la capacidad y la intención de explotar empresas rusas como Kaspersky para recopilar y utilizar como arma la información personal de los estadounidenses».

Impacto en infraestructuras críticas

Las preocupaciones son especialmente significativas dado que los clientes de Kaspersky incluyen proveedores de infraestructuras críticas y varias entidades gubernamentales estatales y locales en Estados Unidos. La prohibición busca proteger estos sectores vitales de posibles amenazas cibernéticas.

Respuesta de Kaspersky

Kaspersky Lab ha expresado su decepción por la decisión del gobierno estadounidense, atribuyéndola más a la situación geopolítica actual que a un análisis exhaustivo de la integridad de sus productos. La compañía sostiene que sus actividades no representan una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos y ha anunciado que explorará opciones legales para continuar con sus operaciones en el país.

Regulaciones y restricciones

La nueva regulación, creada bajo las facultades otorgadas durante la presidencia de Trump, incluirá a tres divisiones de Kaspersky en una lista de restricciones comerciales. Esta acción podría afectar significativamente la reputación de Kaspersky y sus ventas globales. Las restricciones entrarán en vigor el 29 de septiembre, dando tiempo a las empresas para la transición a soluciones de software alternativas.

Detalles de la prohibición

Además de la prohibición de la venta del software, también se prohibirán las descargas de actualizaciones, la reventa y la concesión de licencias de productos Kaspersky. La venta de productos de marca blanca que incorporen software de Kaspersky bajo diferentes nombres comerciales también estará prohibida. Estas medidas buscan mitigar cualquier riesgo potencial antes de que puedan ser explotados.

La administración Biden, a través de esta prohibición, subraya su compromiso con la protección de la seguridad nacional y la defensa contra posibles amenazas cibernéticas, reafirmando la importancia de la seguridad informática en un mundo cada vez más digitalizado.

×