Claves de la administración de servidores y sistemas

Cada vez es más habitual particulares o empresas apuesten por contratar un servidor para asegurarse un funcionamiento óptimo de aquellos proyectos que tienen entre manos. Poner en marcha uno de estos servidores no es complicado. Los proveedores suelen ofrecerlo con una configuración básica listo para ser utilizado. El problema viene cuando hay que hacer ajustes en el server, instalar otras aplicaciones que son necesarias o hacer frente a los problemas que puedan surgir. En estos casos, es necesario tener conocimientos de administración de servidores, aunque es una práctica que no todo el mundo conoce. Cuando esto es así, es importante contar con un buen servicio de administración de servidores que se encarguen de que el server funcione de la forma más óptima posible.

¿Qué es la administración de servidores?

Cuando hablamos de administración de servidores, hacemos referencia a todas aquellas acciones que están dirigidas a gestionar, optimizar y monitorizar los sistemas para garantizar el buen funcionamiento del servidor y asegurarse de que cuente con la mayor seguridad posible. Todas estas acciones tienen gran importancia ya que es en el servidor donde se almacena toda la información, por lo que cualquier problema podría significar perderla.

El administrador de sistemas es el encargado de llevar a cabo todas estas acciones incluyendo desde la gestión del hardware, el mantenimiento de las aplicaciones o establecer las barreras necesarias para evitar posibles ataques. Además de lo comentado, el administrador debe estar preparado, y contar con los conocimientos necesarios, para poder atender todas las peticiones que el cliente le puede realizar, así como asesorarle para conseguir el mejor rendimiento posible.

Claves para una buena administración de servidores

A la hora de llevar a cabo una administración de servidores, es importante tener en cuenta algunas claves para asegurarnos un mejor servicio. Veamos cuáles son estas claves.

Servidores físicos o en la nube

Esta es una de las dudas a las que se tiene que hacer frente a la hora dar de alta un servidor. Los servidores físicos están diseñados para llevar a cabo las funciones requeridas por la compañía. En este caso, además del servidor, es necesario contar con otros dispositivos como ordenadores, routers o switches, entre otros, lo que supone un incremento en el coste de la solución.

Por contra, los servidores en la nube no requiere de la adquisición de todos esos dispositivos ya que el proveedor del servicio ya contará con ellos. Esto al final se traduce en un importante ahorro de costes y presenta una mayor disponibilidad.

A esto hay que sumarle que las soluciones cloud ofrecen una mayor escalabilidad, es decir, se pueden aumentar y disminuir recursos en función de la demanda en un momento puntual.

Backup

La información es una de las cosas más valiosas que nos podemos encontrar en un servidor, de ahí que no sea extraño pensar en la necesidad de contar con un sistema de copias de seguridad que se encargue de poner a salvo todos esos datos y tener un lugar donde acudir para recuperarlo en caso sufrir cualquier problema.

El administrador de sistemas es el encargado de diseñar una política adecuada de backups para que estos se realicen con cierta frecuencia de forma automática, sin olvidarnos de las bases de datos. Una vez sacada la copia, esta debería almacenarse en una localización externa al servidor.

Monitorización de procesos

Es muy habitual hablar del proceso de monitorización del servidor, aunque puede que muchos de vosotros no sepáis en qué consiste. Cuando se habla de monitorización se hace referencia a ver los valores de ciertos parámetros del servidor como la carga de la CPU, el uso de memoria o el ancho de banda utilizado. El análisis de estos datos puede resultarnos de gran ayuda para detectar a tiempo ciertos problemas o bien la necesidad de llevar a cabo algún tipo de mejora.

Gracias a esta acción, se puede estar al tanto de todo el estado del servidor y evitar que este se vea saturado que pueda provocar la caída del mismo.

Servidores con la máxima seguridad

Trabajar para ofrecer un servidor más robusto es otra de las actividades que se tienen que llevar por los administradores de servidores. En este proceso, lo primero que habría que realizar sería un detalle sobre qué procesos están corriendo en el servidor, así como los puertos que están abiertos y si hay activada alguna herramienta para hacer frente a posibles ataques. Una vez realizado este análisis, tocaría el turno de buscar las mejores soluciones en cuanto a seguridad.

Aquí es importante resaltar que garantizar una seguridad del 100% resulta casi imposible, pero siempre hay que buscar aquellos sistemas que ofrecen el porcentaje más elevado.

Actualizaciones de seguridad

Cada día que pasa se corre el riesgo de sufrir algún ciberataque, por lo que resulta de gran importancia estar al tanto de las últimas actualizaciones y parches de seguridad que vayan apareciendo sobre las aplicaciones que se utilicen en el servidor. Esto es una tarea que le corresponde al administrador de servidores y es indispensable que esté pendiente de todas las novedades que vayan apareciendo sobre seguridad.

No aplicar los últimos parches de seguridad, se traduce en dejar puertas abiertas para que los atacantes puedan entrar en el servidor.

Migración de datos al cloud o no

Si requieres una nueva solución de alojamiento para un proyecto web porque necesitas más rendimiento o un escalamiento con mayor flexibilidad, por ejemplo, debes llevar a cabo lo que se conoce como migración de servidor. Este tipo de acciones se suele llevar a cabo cuando el hardware con el que cuenta la máquina ya no es capaz de hacer frente a la demanda o bien porque se decide cambiar de proveedor.

Esto que podría parecer sencillo de hacer, requiere de gran cuidado ya que es necesario asegurarse de que todo funcionará de forma correcta en el nuevo servidor. Para ello, es importante que el nuevo server cuente con la misma configuración, o al menos una muy parecida.

Una vez migrada toda la información, así como las cuentas de correo, se debe realizar el cambio de DNS o la configuración de la IP para que las peticiones se hagan a la nueva máquina.

Servicios de autenticación y cifrado

Para la autentificación en un servidor de usuarios hay una serie de pautas a seguir de manera previa. Lo primero y más importante es configurar tantas cuentas de usuario como sean necesarias en el registro de autenticación.

El incremento de las brechas de seguridad está provocando que las empresas destinen un cada vez mayor presupuesto a la seguridad de los servidores. Son cuatro los pilares básicos sobre los que se asienta la seguridad: autenticación en un servidor, autorización, auditoría y encriptación de datos.

Ir arriba