El Zettabyte será una medida cada vez más habitual en la medición del tráfico de Internet. Según el informe de Cisco sobre previsiones de 2016 a 2021 se estima que para la llegada de 2021 el tráfico de Internet podrá alcanzar (e incluso superar) los 3,3 Zettabytes anuales, o lo que es lo mismo como 3.300 millones de terabytes. La equivalencia sería que todas las películas que se han hecho en toda la historia de la humanidad recorrieran toda la red global de Internet cada minuto.

La transformación digital seguirá teniendo un gran impacto en nuestra redes de conexión, cada vez necesitaremos más y más capacidad. Estamos hablando que en unos 5 años el tráfico IP global se triplicará.

Internet llegará a 4.600 millones de usuarios, el 58% de la población mundial estará conectada. España llegará a un 79% de penetración de Internet, lo que supone más de 36 millones de internautas.

Asia seguirá siendo el rey de Internet con más de 2.600 millones de internautas, lo que lo convierte en unos de los mercados más interesantes, pero no por ello menos difíciles. Europa más de 350 millones de usuarios, superando los más de 330 millones de norteamérica. Pero no menos interesante es que África superará los 475 millones de internautas y latinoamérica los 445 millones, posiblemente muchos de los cuales usarán sólo el móvil para navegar.

Más de 27.000 millones de dispositivos conectados, como 3,5 por habitante del planeta. Desde luego serán muchos los elementos de nuestro día a día que estarán conectados a la red, desde nuestros móviles, relojes, hasta frigoríficos, aspiradores y vete a saber que más dispositivos.

Más del 50% de los dispositivos conectados serán del Internet de la cosas (IoT) y estos generarán más del 5% del tráfico mundial para 2021. Tendremos conectado nuestro hogar, nuestros coches, dispositivos de salud y cualquier cosa que pueda estar conectada.

El 73% del tráfico de Internet en 2012 será por redes inalámbricas, sin cables, y poco me parece por la proyección que llevamos. Más del 50% será Wi-Fi y como el 20% a través de móviles. El restante 27% serán de equipos que están conectados por cable a la red.

Los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) son unos de los mayores dolores de cabeza de muchos proveedores de Internet. Para 2021 la mayoría serán mayores de 1 Gbps y alcanzarán más de 3 millones, casi multiplicamos por 3 la cifra de 2016. Las empresas de seguridad jugarán un importante papel en el desarrollo de Internet, así como los proveedores de servicios de Internet dimensionados para soportar altas capacidades de tráfico de Internet.

Podéis ampliar información en esta infografía completa de Cisco o en su informe: “Cisco Visual Networking Index: Forecast and Methodology, 2016–2021”

Dejar respuesta