Red Hat presenta una solución ligera de Kubernetes para impulsar la próxima evolución del Open Edge Computing

red hat ansible automation platform 2

Red Hat ha presentado su solución Device Edge para el despliegue flexible de cargas de trabajo tradicionales en contenedores o en pequeños dispositivos como robots o puntos de venta. Red Hat Device Edge ofrece una distribución compatible para las empresas y soportada del proyecto de comunidad de código abierto liderado por Red Hat, MicroShift. Se trata de una solución ligera de Kubernetes construida a partir de las capacidades edge de Red Hat OpenShift, junto con un sistema operativo optimizado para el edge construido a partir de Red Hat Enterprise Linux. Este último producto del portfolio de edge de Red Hat tiene como objetivo proveer de una plataforma future-proof que permita que la arquitectura de las organizaciones evolucione a medida que cambia su estrategia de carga de trabajo.

A medida que más empresas despliegan edge computing en una gama más amplia de casos de uso, surgen muchas nuevas preguntas, necesidades operativas y desafíos de negocios. En sectores como el de la automoción o el de la industria, entre otros, las organizaciones se enfrentan a diferentes retos ambientales, de seguridad y operativos que exigen la capacidad de trabajar con dispositivos edge de pequeño tamaño en estos entornos de recursos limitados. Por último, los diferentes dispositivos tienen diferentes requisitos en términos de potencia informática, compatibilidad de software y huella de seguridad.

Con Red Hat Device Edge, las organizaciones pueden tener la flexibilidad de desplegar contenedores en el edge en un pequeño entorno, reduciendo los requisitos de computación hasta en un 50% en comparación con las configuraciones tradicionales de Kubernetes edge. También ayuda a abordar muchas de las cuestiones emergentes en torno al edge computing a gran escala en el device edge mediante la incorporación:

  • Kubernetes construido para despliegues edge, lo que permite a los equipos de TI utilizar las características conocidas de Kubernetes en un nuevo entorno más pequeño y ligero ofrecido por MicroShift. Esto reduce la barrera de entrada para los equipos que construyen aplicaciones nativas de la nube para entornos de edge computing y les permite utilizar las habilidades que ya tienen de Kubernetes para lograr una mayor consistencia de las operaciones en toda la nube híbrida, desde el centro de datos a las nubes públicas hasta el edge.
  • Un sistema operativo Linux optimizado para el edge, creado a partir de la plataforma empresarial Linux líder en el mundo, en Red Hat Enterprise Linux, y adaptado a los pequeños dispositivos edge con actualizaciones inteligentes que utilizan un ancho de banda mínimo. Esto ayuda a las organizaciones a hacer frente a los desafíos de la conectividad intermitente al mismo tiempo que mitiga el impacto en la innovación edge.
  • Capacidades para escalar y supervisar de forma centralizada parques de dispositivos edge con Red Hat Smart Management. Los equipos de TI pueden utilizar el aprovisionamiento sin intervención, la visibilidad del estado del sistema y las actualizaciones con retrocesos automáticos para mantener más sólida la gestión edge y la postura de seguridad de las aplicaciones.

Red Hat Device Edge para casos de uso dispersos y con recursos limitados en diferentes industrias

Red Hat Device Edge se creó para ayudar a los clientes y partners de Red Hat a abordar sus entornos edge más exigentes. Por ejemplo, Lockheed Martin ha colaborado con Red Hat en la comunidad del proyecto MicroShift y también está trabajando en el despliegue de Red Hat Device Edge para modernizar y estandarizar su entrega de aplicaciones y cargas de trabajo de IA en condiciones extremas, incluyendo la gestión de incendios forestales, entornos militares en disputa y el espacio. Además, ABB tiene previsto utilizar Red Hat Device Edge para ABB Ability™ Edgenius™ en dispositivos con recursos limitados. Edgenius es una plataforma edge integral para aplicaciones de software industrial.

Red Hat Device Edge responde a las necesidades de las organizaciones que necesitan dispositivos edge de pequeño tamaño con soporte para aplicaciones ejecutándose en entornos bare metal, virtualizados o en contenedores, independientemente de la industria. Otros casos de uso incluyen, entre otros, los siguientes.

  • Nodos miniaturizados y conectados en el transporte público, donde los dispositivos edge suelen estar en movimiento, pero siguen necesitando un procesamiento AI/ML rápido de los datos locales en tiempo real (es decir, ferrocarriles, minería, coches, drones).
  • Nodos de recursos resilientes en ubicaciones difíciles, como las estaciones de control meteorológico, en las que, a pesar de los entornos adversos y difíciles de soportar, un dispositivo edge seguirá siendo capaz de cuidar de sí mismo con la capacidad de realizar reversiones de software automatizadas, mantener una postura de seguridad más sólida y aplicar mejor los controles de datos sensibles.
  • Nuevos escenarios edge con restricciones en los que miles de dispositivos edge pueden estar ejecutando aplicaciones en lugares que hacen que la carga, la temperatura y la conectividad sean cuestiones importantes.

Red Hat Device Edge responde a las necesidades de las organizaciones dondequiera que se encuentren en sus procesos hacia el edge computing, ya que ejecutará una amplia variedad de cargas de trabajo utilizando Podman para la gestión de contenedores de borde o MicroShift para una API de Kubernetes. Los clientes podrán incluso utilizar aplicaciones de Windows heredadas dentro de una máquina virtual.

Sobre el autor

Scroll al inicio