IBM y Red Hat han anunciado una colaboración estratégica diseñada para ayudar a las empresas a beneficiarse de la velocidad y economía de la plataforma OpenStack, mientras expanden con mayor facilidad sus cargas de trabajo en la nube de Red Hat dentro de la IBM Private Cloud.

Gracias a esta colaboración, IBM ha sido nombrado Red Hat Certified Cloud and Service Provider, dando a los clientes la posibilidad de utilizar Red Hat OpenStack Platform y Red Hat Ceph Storage en la cloud privada de IBM a partir de su lanzamiento a finales de marzo de 2017.

Además, como parte del acuerdo, Red Hat Cloud Access estará disponible para IBM Cloud a finales del segundo trimestre de 2017, permitiendo a los clientes de Red Hat transferir suscripciones no utilizadas de Red Hat Enterprise Linux desde su centro de datos a un entorno cloud, público y virtualizado en IBM Cloud Data Centers de todo el mundo. Esto permite a las empresas preservar y extender mejor sus inversiones en software Red Hat, al mismo tiempo que proporciona la escala global y eficiencia de la IBM Cloud.

“Nuestra colaboración con IBM pretende ayudar a los clientes empresariales a adoptar más rápidamente la cloud híbridas,” explica Radhesh Balakrishnan, Director General de OpenStack en Red Hat. “Ahora, los clientes que no tienen experiencia en administrar una infraestructura OpenStack pueden utilizar más fácilmente Red Hat OpenStack Platform y Red Hat Ceph Storage en la IBM Private Cloud”.

La empresa líder en gestión de aplicaciones cloud híbrida Cloudsoft, ya está utilizando el servicio en versión beta y ha desplegado sus cargas de trabajo de Red Hat Enterprise Linux en la IBM Private Cloud.

“El despliegue de nuestra Plataforma de Gestión de Aplicaciones Cloudsoft (AMP) en IBM Bluemix Private Cloud con Red Hat, ha sido fácil para nosotros”, asegura Duncan Johnston-Watt, CEO de Cloudsoft Corporation. “Estamos obteniendo beneficios de coste y eficiencia gracias a trabajar en la nube pública de que ofrece grandes funciones de seguridad, control y rendimiento”.

Otros beneficios clave para los clientes son:

  • IBM y Red Hat proporcionarán la infraestructura de cloud híbrida para ayudar a los clientes a ejecutar aplicaciones cloud con API OpenStack de manera más eficiente.
  • Los clientes tendrán la capacidad de proporcionar más rápidamente una infraestructura cloud y, a través de Red Hat Cloud Access, migrar las cargas de trabajo existentes y las suscripciones de Red Hat a IBM Cloud o usar el software y la infraestructura mediante pay-as-you-go.
  • Las empresas pueden alcanzar un mayor alcance y escala para comenzar localmente. Además de poder escalar globalmente con capacidades cloud y cumplir más fácilmente con la residencia de datos y demás regulaciones.

IBM y Red Hat planean comercializar conjuntamente las nuevas ofertas para despliegues de cloud privada, incluyendo migraciones de carga de trabajo, recuperación de datos, ampliación de capacidad y consolidación de centros de datos.

“La estrategia cloud-first se ha convertido en una prioridad para la mayoría de los clientes empresariales que están aprovechando la cloud de IBM como un clave para la transformación digital”, afirma Zane Adam, vicepresidente de IBM Cloud. “La colaboración estratégica entre IBM y Red Hat está diseñada para permitir a los clientes adoptar con mayor facilidad los productos open source y el software OpenStack, preservando al mismo tiempo sus inversiones existentes y creando nuevas oportunidades de negocio”.

Dejar respuesta