Cual es el estado actual de las empresas para alcanzar el cero neto para 2050

cero neto descarbonizacion

Atos anuncia los resultados de un nuevo informe europeo sobre descarbonización, publicado por la empresa de investigación independiente Coleman Parkes Research. El estudio, elaborado por Atos y Amazon Web Services (AWS) revela las actitudes y acciones de los líderes empresariales hacia la descarbonización, y cómo están gestionando sus esfuerzos para alcanzar el cero neto para 2050 según el objetivo propuesto en el Acuerdo de París para que el calentamiento global no sea más de 1.5°C

Los hallazgos clave muestran que los costes crecientes y la incertidumbre económica se encuentran entre los principales obstáculos para el progreso de descarbonización de las empresas y que, a pesar de la confianza en el éxito de los esfuerzos de descarbonización, existe una brecha clara entre el establecimiento de objetivos, la medición interna precisa y la validación de objetivos externos.

Coleman Parkes Research encuestó a 4.000 líderes empresariales en tres sectores, energía y utilities, servicios financieros y fabricación, en cuatro países europeos destacados, Francia, Alemania, España y el Reino Unido.

Establecimiento de objetivos frente a brecha de medición del rendimiento

Casi todas las organizaciones encuestadas (96%) han establecido objetivos de reducción de emisiones, sin embargo, solo la mitad de las empresas están midiendo sus emisiones (alcances 1 y 2). Lo que plantea la pregunta de cómo puede la mitad restante de las empresas comprender, rastrear y, por lo tanto, administrar y progresar de manera efectiva los objetivos si no están midiendo las emisiones.

Superando los datos fragmentados

Uno de los principales obstáculos para los planes y esfuerzos de reducción de carbono mencionado por la mitad de los líderes empresariales fue la información y los conjuntos de datos internos fragmentados y desactualizados. Los datos sólidos se pueden aprovechar para proporcionar conocimientos más profundos sobre el impacto ambiental de una empresa y para impulsar la reducción de costes, optimizar las operaciones y administrar la descarbonización. En este estudio, más de la mitad de las empresas citan «datos precisos y confiables» como uno de los 3 elementos principales que encontrarían más útiles en la implementación de sus planes de reducción de carbono.

El factor humano

Las barreras que frenan la descarbonización no solo están relacionadas con la tecnología. Casi la mitad de las empresas también mencionó la dificultad a la que se enfrentan para encontrar los profesionales adecuados con el conjunto de habilidades apropiadas, y el 55% dijo que el apoyo de una consultoría externa especializada estaría entre los 3 elementos principales de utilidad para avanzar mejor en la reducción de carbono. Otro obstáculo mencionado es la falta de compromiso del equipo de liderazgo (39%). Esta falta de alineación es evidente, ya que menos de la mitad de las empresas involucran a los equipos de gestión de nivel C, incluidos los CIO, en la creación de planes de descarbonización.

Falta de soluciones tecnológicas

Casi un tercio de las empresas dijeron que sus soluciones tecnológicas podrían mejorarse y 1 de cada 5 dijo que carecen de la tecnología adecuada para llevar a cabo sus planes. El 75% de los líderes empresariales admitieron que su informe de impacto ambiental mejoraría con una herramienta de medición de emisiones.

La tecnología juega un papel importante en la descarbonización. El estudio muestra que la digitalización y automatización de las iniciativas de sostenibilidad tiene un claro efecto positivo en el éxito de la descarbonización: para aquellas empresas que han digitalizado la mayoría o la totalidad de sus iniciativas de sostenibilidad, el 58% dice que se sienten con éxito en la descarbonización. Las tecnologías habilitadas para la nube, que incluyen inteligencia artificial, aprendizaje automático, IoT y análisis de datos, se pueden usar para desarrollar soluciones para operaciones descarbonizadas más eficientes, como el uso de análisis predictivo para evitar el mal funcionamiento de la máquina, lo que aumenta el tiempo de actividad, la productividad y reduce los costes y el consumo de energía.

En lo referente a la migración a la nube, los beneficios son claros. Cerca de la mitad de las empresas que migraron sus centros de datos heredados a la nube están viendo como resultado una reducción medible de carbono. Alentados por este éxito, el mismo número está trasladando más servicios de TI a la nube; y casi la mitad está viendo resultados. De hecho, tres de cada cuatro líderes empresariales creen que la tecnología en la nube aceleraría el camino de sus empresas hacia el cero neto en dos años o más.

Sobre el autor

Scroll al inicio