Automatización e IA, aliados de las pymes ante el cierre contable

Como suele ser habitual cada final de año, llega el momento de realizar el cierre contable del ejercicio fiscal de las empresas. Se estima que cerca de 3 millones de pymes tendrán que calcular el resultado final de sus cuentas de balance, ajustando pasivos, activos y neto antes de presentar las cuentas a Hacienda. Este cálculo es de gran importancia, ya que marcará el futuro de las decisiones de la compañía, ya que permiten prever las finanzas necesarias para el correcto funcionamiento de la empresa.

“El cierre contable desvela el estado actual de la empresa, pero realizarlo no es tarea sencilla”, apunta LéonardGoczol, Country Manager de Agicap España. “El objetivo es poner las cuentas a cero, cargando el saldo acreedor y abonando el deudor. En este proceso, nuestro mejor aliado será llevar una adecuada gestión de la tesorería durante todo el año”.

Agilizando el proceso

Controlar la tesorería y tener una buena visión financiera es fundamental en cualquier momento, pero especialmente ante el cierre contable. Para agilizar el proceso, muchas pymes se apoyan en software automatizado que elimina la complejidad que suponen las interminables filas de números en Excel y el tiempo perdido en actualizar cada cifra de forma manual.

“Más de 3.500 pymes confían en la plataforma de Agicap, una herramienta cloud que permite no sólo conocer con exactitud el efectivo disponible en todas las cuentas bancarias en tiempo real, sino también reducir la carga administrativa de los profesionales financieros y optimizar cobros y pagos”, continúa la responsable de la firma.

Basada en tecnologías de automatización e Inteligencia Artificial (IA), esta tesorería ‘como servicio’ ayuda a detectar el origen de los ingresos, cuáles son las partidas que producen más gastos, y determinar con exactitud el estado de las finanzas en tiempo real.

Liquidez, clave durante todo el año

La industria financiera es una de las grandes beneficiadas por las nuevas tecnologías. Ya sea a efectos de elaborar las cuentas anuales o de realizar el cierre trimestral del IVA, el software capaz de automatizar las operaciones vitales del negocio permite conocer con exactitud el estado actual de liquidez de la empresa y a prepararse para el futuro.

Mantener una estrategia de gestión de liquidez o flujo de caja es especialmente importante para las pymes, ya que garantizará las reservas de efectivo para responder a las obligaciones y pagos tanto ante el cierre contable como en la operativa diaria.

“A finales de año, la elaboración de las cuentas anuales puede convertirse en una actividad complicada si no se han hecho las cosas bien o si no se utilizan herramientas que faciliten la tarea y ayuden a ganar tiempo y realizar los ajustes necesarios. Pymes y CFOs pueden ahora digitalizar su tesorería de forma rápida, sencilla y económica”, concluye Goczol.

Ir arriba