VMware terminará el año 2016 con una gran acogida en el mercado español gracias a su estrategia de movilidad, y en especial por su apuesta por el cloud computing híbrido y la libertad de elección.

La directora general de VMware, María José Talavera, hizo balance de este año con la prensa y destacó lo positivo de estos doce meses, esperando repetir para 2017 el crecimiento a doble dígito a través de los tres pilares cloud como son DVI desktop y mobilidad, NSX y el cross-cloud. Este último la apuesta para que la nube sea flexible y exista la libertad de elección y marcha atrás.

La posibilidad de utilizar VMware y otras alternativas cloud para las empresas es importante, sobre todo por la posibilidad revertir un cambio de plataforma sin generar problemas en una empresa.

Destacar que el cloud híbrido se acabará imponiendo como una gran solución para infraestructuras de cloud computing. Para el año 2030 se espera que el 52% de las nubes sean públicas a nivel mundial, por lo que las posibilidades para el cloud privado y soluciones híbrido es realmente potente y amplio.

Para terminar María José Talavera destacó que este año 2016 ha puesto la consolidación de la fusión de Dell-EMC y que VMware seguirá manteniendo su independencia total sobre el grupo. Es importante que VMware sea neutral para seguir trabajando con todos los jugadores del sector cloud.

Dejar respuesta