Superando los desafíos de la migración inversa

La repatriación de la nube, o migración inversa de la nube, señala un movimiento creciente de empresas que buscan recuperar el control sobre los elevados costos a largo plazo y la dependencia de infraestructura impuesta por los gigantes de la tecnología. Este proceso, aunque desafiante, no debe desalentarnos. Una estrategia inteligente y bien considerada para salir de la nube puede hacer que la transición sea mucho más fluida.

Reto 1: Adoptar un Enfoque por Fases

Muchos clientes desean migrar su infraestructura de una sola vez, lo cual puede compararse con «cambiar las ruedas de un vehículo en movimiento». Sin embargo, una buena estrategia de salida de la nube no ocurre de una sola vez. Algunos clientes han tardado hasta 18 meses en completar su migración. Para la mayoría de las empresas, es crucial comprender su infraestructura al detalle antes de considerar entornos alternativos. Este enfoque por fases minimiza el impacto en las operaciones diarias.

Reto 2: Introducir Nueva Tecnología

Los proveedores de nube de gran escala son conocidos por dificultar la replicación exacta del entorno en otro lugar. Esto requiere contratar o subcontratar expertos que ayuden a buscar o crear soluciones alternativas. Por ejemplo, al usar productos escalables de bases de datos específicos, se necesita experiencia para seleccionar manualmente los tipos de instancias adecuados en un nuevo entorno. Esté preparado para explorar nuevos enfoques y tecnologías, y realizar ajustes a las aplicaciones después de la migración.

Reto 3: Dimensionamiento Adecuado

Al salir del entorno de gran escala, es esencial elegir servidores que se ajusten a sus necesidades. Esto puede implicar sobre o subdimensionamiento de la infraestructura y centros de datos. Un buen entendimiento de los datos estadísticos asociados con su entorno actual es clave para seleccionar servidores adecuados en el nuevo entorno. Trabajar con un socio de hospedaje puede incluir realizar pruebas exhaustivas para asegurar que se tenga la configuración correcta.

Reto 4: Migración de Datos

La migración de datos puede tomar días o incluso semanas, dependiendo del tamaño del conjunto de datos. Existen dos opciones principales: copia de seguridad física y virtual. La primera puede ser más rápida para grandes volúmenes de datos, pero implica un desfase temporal. La segunda, aunque más lenta, puede ser necesaria para conjuntos de datos más pequeños. Ambas opciones requieren planificación de ventanas de mantenimiento para minimizar el impacto en los clientes.

Reto 5: Costes de Duplicación

Durante el proceso de migración, es común mantener dos entornos de infraestructura simultáneamente. Este período de superposición es esencial para garantizar que el nuevo entorno funcione correctamente antes de completar la migración de la infraestructura anterior. Los costos de duplicación deben ser previstos desde el inicio del proyecto para evitar sorpresas desagradables. Planificar y presupuestar esta duplicación es crucial para un proceso de migración sin problemas.

Reto 6: Identificar Conexiones con Terceros

La mayoría de las infraestructuras de las empresas no solo dependen de la conectividad interna, sino que están conectadas a múltiples proveedores externos. Realizar una auditoría exhaustiva de todas las conexiones de terceros y documentarlas claramente es parte fundamental del proceso de planificación de la migración. Trabajar con un socio de infraestructura puede ayudar a asegurar que todas las conexiones sean migradas con éxito.

La planificación como pilar de la estrategia de salida de la nube

Todos estos desafíos comparten un tema común: la planificación. La migración no es algo que las empresas realicen regularmente, por lo que es crucial planificar meticulosamente y estar preparados para cualquier eventualidad. Una estrategia de salida de la nube bien investigada, bien financiada y bien planificada puede garantizar que la transición cause el menor tiempo de inactividad posible para la empresa y sus clientes, logrando mayor independencia y flexibilidad a largo plazo.

×