Hoy en día diseñar un plan de Disaster Recovery (DR) es mucho más fácil, accesible y eficiente que nunca gracias al cloud, como nos explica el proveedor de Cloud Privado Stackscale. Y al mismo tiempo también es esencial, ya que la continuidad de negocio de muchas empresas depende en gran medida de la tecnología. Diseñar un plan de Disaster Recovery es esencial para cualquier empresa porque les permite estar preparadas para actuar ante cualquier desastre y recuperar sus datos y aplicaciones críticas en el menor tiempo posible.

¿Qué es un plan de Disaster Recovery o recuperación ante desastres?

Un plan de Disaster Recovery está compuesto por recursos de computación, protocolos de acción y metodologías que ayudan a las empresas a recuperar sus datos, aplicaciones y funcionalidades tras un desastre —natural o provocado por humanos— que afecte a sus sistemas IT.

Tradicionalmente no todas las empresas podían asumir los costes que suponía diseñar y mantener un plan de contingencia. Sin embargo, actualmente, gracias al cloud cualquier negocio puede crear un plan de recuperación ante desastres a un coste razonable.

Como explica David Carrero Fernández-Baillo, cofundador de Stackscale:

«El objetivo de un plan de contingencia es minimizar el impacto de una interrupción en los sistemas IT de una empresa. Al anticipar riesgos, las empresas pueden conseguir recuperar sus aplicaciones de misión crítica mucho más rápido y de este modo pueden volver a operar casi con total normalidad mientras se termina de solucionar el incidente.»

Una manera sencilla de garantizar la continuidad de negocio

Un plan de Disaster Recovery permite reducir el tiempo de interrupción y proteger datos y funcionalidades críticas frente a escenarios diversos, como pueden ser: actualizaciones defectuosas, errores humanos, fallos del sistema, robos, apagones energéticos, hackeos o desastres naturales. En resumen, un plan de recuperación ante desastres es una manera sencilla de proteger los procedimientos tecnológicos clave de cualquier negocio.

7 elementos clave para diseñar un plan de Disaster Recovery

Adaptar el plan de Disaster Recovery a las necesidades específicas de cada empresa es esencial. Desde Stackscale recomiendan prestar especial atención a siete elementos clave a la hora de diseñar un plan de recuperación ante desastres a medida:

1.   Priorizar recursos y evaluar riesgos

Es imprescindible realizar una lista con todos los recursos de software y hardware de la empresa, ordenados según su impacto en el negocio. Esto permitirá dar preferencia a las funcionalidades y aplicaciones críticas en el momento de la recuperación; ya que no será posible recuperar todo al mismo tiempo.

Asimismo, evaluar los riesgos potenciales y el impacto que estos podrían tener en el negocio también es clave para definir las estrategias de recuperación adecuadas. Ya que analizar el impacto de una contingencia en el negocio permite evaluar el nivel de seguridad de los datos y aplicaciones críticas.

2.   Definir objetivos

Definir los objetivos y expectativas del negocio es importante para elaborar el plan y la arquitectura de la solución de Disaster Recovery. Dos indicadores esenciales en cualquier plan de DR son el RTO (objetivo de tiempo de recuperación) y el RPO (objetivo de punto de recuperación).

Por un lado, el RTO indica el tiempo máximo durante el que podemos soportar una interrupción sin que ésta perturbe la actividad normal del negocio. Por otro lado, el RPO se refiere al punto en el tiempo al que estamos dispuestos a volver para recuperar los datos tras una contingencia y, por lo tanto, a la cantidad de datos que podemos permitirnos perder.

3.   Optimizar el consumo de recursos

Para optimizar el ratio precio-eficiencia de un plan de Disaster Recovery hay que analizar correctamente las necesidades de la empresa; ya que a medida que disminuye la tolerancia, los costes aumentan.

Asimismo, los especialistas en cloud de Stackscale explican que además de priorizar recursos y definir bien los objetivos, contar con características como una arquitectura de copias de seguridad moderna y una autorización controlada puede reducir considerablemente el consumo de recursos y garantizar un coste mensual predecible.

4.   Garantizar la autosuficiencia del plan

Para que un plan de Disaster Recovery sea efectivo debe ser completamente autosuficiente e independiente de la plataforma principal.

5.   Georeplicar siempre que sea posible

La georeplicación permite añadir una capa extra de seguridad ante un desastre, al disponer de una réplica de los datos en una segunda ubicación geográfica. Aunque esto puede suponer un coste adicional, proveedores cloud como Stackscale ofrecen replicación geográfica por defecto en sus sistemas de almacenamiento en red a sus clientes en sus centros de datos europeos.

6.   Definir un protocolo de acción

Definir un protocolo de acción también es importante para responder ágil y eficientemente ante un desastre. Este protocolo debe especificar claramente los roles y responsabilidades dentro del equipo de Disaster Recovery, las razones para aplicar el plan de recuperación, los contactos de emergencia (como el ISP o el proveedor de servicios gestionados de la empresa)… Asimismo es recomendable que éste vaya acompañado de una estrategia de comunicación para mantener informados a trabajadores, proveedores, clientes y partners.

7.   Probar el plan de Disaster Recovery periódicamente

Una vez diseñado el plan es esencial mantenerlo y actualizarlo periódicamente. Por ejemplo, se puede revisar una vez cada dos meses que todos los procedimientos siguen funcionando correctamente.

En resumen, tener un plan de Disaster Recovery a medida de cada negocio es cada vez más esencial y también mucho más accesible gracias a proveedores de cloud como Stackscale.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here