NVIDIA lidera el ranking de supercomputadoras más eficientes energéticamente

En el último ranking de las supercomputadoras más eficientes energéticamente del mundo, conocido como Green500, los sistemas impulsados por NVIDIA arrasaron con las primeras tres posiciones y ocuparon siete de los diez primeros lugares. Este impresionante desempeño subraya cómo la computación acelerada representa el método más eficiente en términos de energía para la computación de alto rendimiento.

Dominando la Lista

Las tres supercomputadoras principales están todas alimentadas por el Superchip NVIDIA GH200 Grace Hopper, demostrando la adopción generalizada y la eficiencia de la arquitectura Grace Hopper de NVIDIA. Liderando la clasificación se encuentra el sistema JEDI del Forschungszentrum Jülich en Alemania, que logró un impresionante rendimiento de 72.73 GFlops por vatio.

Una Revolución Verde en la Supercomputación

Estos logros resaltan el papel crucial de NVIDIA en el avance de la agenda global hacia una computación de alto rendimiento más sostenible durante la última década. La computación acelerada, que optimiza el rendimiento a través del uso de GPUs, ha demostrado ser la piedra angular de la eficiencia energética. Actualmente, la mayoría de los sistemas en la lista Green500 —incluyendo 40 de los 50 principales— cuentan con esta tecnología avanzada.

Redefiniendo la Eficiencia en la Supercomputación

La capacidad de realizar más trabajo utilizando menos energía está impulsando la construcción de más supercomputadoras Grace Hopper en todo el mundo. La arquitectura Grace Hopper está marcando una nueva era en la tecnología de procesamiento, fusionando las funcionalidades de CPU y GPU para mejorar el rendimiento y la eficiencia energética significativamente.

Impacto en la Ciencia y la Industria

Este avance es crucial para acelerar tareas que abordan desafíos científicos complejos, lo que permite a los investigadores avanzar más rápido en sus trabajos. La tecnología de supercomputación de NVIDIA no solo sobresale en los benchmarks tradicionales, sino que también establece nuevos estándares en eficiencia energética.

Por ejemplo, el sistema Alps del Centro Nacional de Supercomputación de Suiza (CSCS), equipado con NVIDIA Grace Hopper GH200, demostró un rendimiento notable. Un subconjunto optimizado del sistema, llamado preAlps, se ubicó en el quinto lugar en el último Green500, mientras que el sistema completo alcanzó 270 petaflops en el benchmark High-Performance Linpack, utilizado para resolver ecuaciones lineales complejas.

El Futuro de la Innovación Sostenible

NVIDIA sigue empujando los límites de lo posible en la computación de alto rendimiento, comprometida con mejorar la eficiencia energética de la infraestructura global de computación. El éxito de las supercomputadoras Grace Hopper en el ranking Green500 destaca el liderazgo de NVIDIA y su compromiso con una computación global más sostenible.

A medida que NVIDIA continúa avanzando en la computación de alto rendimiento, su enfoque en la sostenibilidad y la eficiencia energética establece un estándar para la industria. La adopción de tecnologías como el Superchip GH200 Grace Hopper demuestra que es posible combinar un rendimiento excepcional con una eficiencia energética superior, allanando el camino para futuras innovaciones en la supercomputación y otros campos tecnológicos.

×