Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La inversión en servicios Cloud sigue siendo uno de los principales objetivos para las empresas

Cada día que pasa, son más los clientes y empresas que apuestan por los servicios en la nube para gestionar su información, unas infraestructuras que son más seguras, amplias y confiables.

Según datos, el gasto mundial invertido en infraestructuras en la nube aumentó un 23% en el último trimestre de 2022, hasta alcanzar los 65,80 millones de dólares. Qualoom Expertise Technology, una de las compañías líderes en servicios cloud para empresas, confirman que el aumento de la inversión por parte de las empresas en servicios IT en los últimos tres años, desde el inicio de la pandemia, es mayor debido a la necesidad de una transformación digital en sus negocios.

La implantación y mantenimiento de infraestructuras en la gran nube, como Amazon Web Services, Azure y Google Cloud se ha convertido en una de las tareas principales y una herramienta vital para cualquier empresa que quiera competir y prosperar en el mercado

Los servicios de infraestructura cloud permiten a las empresas alojar, gestionar y acceder a sus aplicaciones y datos en la nube, lo que les ofrece una mayor flexibilidad y escalabilidad, pudiendo ajustar rápidamente sus recursos IT para satisfacer las necesidades cambiantes de su negocio: aumentar o disminuir la capacidad de almacenamiento o de procesamiento de datos en función de la demanda, ser más ágiles y responder rápidamente a las oportunidades y desafíos del mercado.

Mayor seguridad

La infraestructura cloud también ofrece una mayor seguridad y protección de los datos de las empresas. Los proveedores de infraestructuras en la nube tienen protocolos de seguridad estrictos y sofisticados para proteger los datos de los clientes. Además, las empresas pueden asegurarse de que sus datos se almacenan en múltiples ubicaciones geográficas, lo que reduce el riesgo de pérdida de información debido a desastres o fallos técnicos.

La infraestructura cloud también facilita el trabajo remoto y colaborativo. Los empleados pueden acceder a los datos y aplicaciones de la empresa desde cualquier lugar con conexión a internet, lo que les permite trabajar desde casa o mientras viajan. Esto puede mejorar la productividad y la eficiencia de los empleados, ya que les ofrece una mayor flexibilidad y trabajar de la forma que sea conveniente para ellos.

En definitiva, la infraestructura en la nube se ha convertido en una parte esencial para muchas empresas si quieren ser competitivas, eficientes y seguras. Proporciona flexibilidad, escalabilidad, ahorros de costes, seguridad y protección de datos, así como la capacidad de trabajar de forma remota y colaborativa. En un mercado cambiante es necesario ser capaz de adaptarse y ser ágiles para conseguir un éxito a largo plazo.

encuentra artículos

newsletter

Recibe toda la actualidad del sector tech y cloud en tu email de la mano de RevistaCloud.com.

LO ÚLTIMO

×