Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Google crea su chip Axion basado en ARM para impulsar la IA y su cloud

En un movimiento estratégico para consolidar su posición en la carrera de la inteligencia artificial, Google, bajo el paraguas de Alphabet, ha anunciado el desarrollo de Axion, su nuevo chip destinado a revolucionar el manejo de la publicidad en YouTube, análisis de big data, y más. Este esfuerzo representa un paso significativo para Google en su objetivo de reducir la dependencia de proveedores externos de semiconductores, al tiempo que aborda el creciente costo de la inteligencia artificial.

Axion, un chip comúnmente utilizado en grandes centros de datos, marca la continuación de más de una década de esfuerzos por parte de Google para desarrollar nuevos recursos informáticos, comenzando con chips especializados para trabajos de IA. Desde el lanzamiento de ChatGPT a finales de 2022, que desató una carrera armamentista en IA poniendo en riesgo la posición dominante de Google como puerta de acceso a internet, la compañía ha intensificado su estrategia de desarrollo de chips.

Axion: Un impulso para la IA en Centros de Datos

Google presentó Axion como su primera CPU para centros de datos basada en ARM, destacando su papel crucial en la competencia de inteligencia artificial. Los Procesadores Google Axion, diseñados para el centro de datos, prometen un rendimiento líder en la industria y eficiencia energética, estando disponibles para clientes de Google Cloud más adelante este año.

Desde 2015, Google ha lanzado cinco generaciones de Unidades de Procesamiento Tensor (TPU) y, en 2018, su primera Unidad de Codificación de Video (VCU), logrando una eficiencia hasta 33 veces mayor para la transcodificación de video. En 2021, Google redobló su inversión en diseño de «sistema en un chip» (SoC), lanzando tres generaciones de chips Tensor para dispositivos móviles.

La computación de propósito general sigue siendo una parte crítica de las cargas de trabajo de los clientes, que requieren una gran cantidad de poder computacional. Google argumenta que, a medida que los aceleradores sigan mejorando, la computación de propósito general dominará los costos e limitará la capacidad de la infraestructura a menos que se realicen inversiones correspondientes.

Axion: Rendimiento y eficiencia sin rival

Construidos utilizando la CPU Arm Neoverse™ V2, los procesadores Axion prometen saltos gigantes en el rendimiento para cargas de trabajo de propósito general, desde servidores web y de aplicaciones, hasta motores de análisis de datos y más. Axion se basa en Titanium, un sistema de microcontroladores de silicio personalizados y descargas escalonadas, que liberan a los procesadores Axion para mejorar el rendimiento en cargas de trabajo de los clientes.

Google y el ecosistema ARM

Google ha contribuido significativamente al ecosistema ARM, desarrollando y abriendo el código de Android, Kubernetes, TensorFlow y el lenguaje Go, optimizándolos para la arquitectura ARM. Axion se construye sobre la arquitectura estándar Armv9, asegurando compatibilidad y facilidad de despliegue en Google Cloud para cargas de trabajo basadas en ARM sin necesidad de reescrituras de código significativas.

Este anuncio posiciona a Google en la vanguardia del desarrollo de tecnología de procesamiento, ofreciendo a sus clientes y al mercado en general una opción potente y eficiente para afrontar los desafíos computacionales y de sostenibilidad del presente y futuro. Con Axion, Google no solo amplía su huella en la infraestructura de la nube, sino que también se prepara para liderar en la próxima generación de innovaciones en inteligencia artificial y análisis de datos.

encuentra artículos

newsletter

Recibe toda la actualidad del sector tech y cloud en tu email de la mano de RevistaCloud.com.

LO ÚLTIMO

×