Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La Comisión Europea lanza la empresa común de chips para reforzar el ecosistema de semiconductores

En un paso decisivo hacia la consolidación del liderazgo tecnológico de Europa, la Comisión Europea ha inaugurado oficialmente la Empresa Común de Chips. Esta iniciativa, enmarcada dentro de la Ley Europea de Chips, tiene como objetivo reforzar el ecosistema de semiconductores europeo y colmar la brecha entre la investigación, la innovación y la producción.

Objetivo y Financiación de la Empresa Común de Chips

Con un presupuesto previsto de casi 11.000 millones de euros hasta 2030, financiado por la Unión Europea y los Estados participantes, la Empresa Común de Chips se centrará en el desarrollo de líneas piloto innovadoras y tecnologías de vanguardia. La Comisión anunció la primera convocatoria de proyectos, dotada con 1.670 millones de euros de financiación de la UE, esperando atraer fondos adicionales de los Estados miembros y privados hasta alcanzar los 3.300 millones de euros.

Actividades Clave y Convocatorias de Financiación

Entre las actividades principales de la Empresa Común de Chips se encuentran:

  • Establecimiento de líneas piloto precomerciales e innovadoras para probar y validar tecnologías de semiconductores.
  • Desarrollo de una plataforma de diseño basada en la nube para empresas de diseño de toda la UE.
  • Apoyo al desarrollo de capacidades tecnológicas avanzadas para chips cuánticos.
  • Creación de una red de centros de competencia y promoción del desarrollo de capacidades.

Las convocatorias de financiación cubrirán temas como el desarrollo de tecnologías de semiconductores avanzados de menos de 2 nanómetros, la integración de sistemas heterogéneos, y semiconductores de banda ancha, entre otros. El plazo para presentar propuestas finaliza a principios de marzo de 2024.

El Consejo Europeo de Semiconductores

Paralelamente, se celebró la primera reunión del Consejo Europeo de Semiconductores, que asesorará a la Comisión sobre la aplicación coherente de la Ley Europea de Chips y la colaboración internacional en materia de semiconductores. Este Consejo será una plataforma clave para la coordinación entre la Comisión, los Estados miembros y las partes interesadas, abordando cuestiones relacionadas con la resiliencia de la cadena de suministro y las respuestas a crisis potenciales.

Impacto y Significado

La Empresa Común de Chips es un hito en el esfuerzo por fortalecer la industria de semiconductores europea, crucial para la seguridad económica y tecnológica de Europa. La iniciativa facilitará la transferencia de conocimientos del laboratorio a la fábrica, reducirá la brecha entre la investigación, la innovación y la actividad industrial, y fomentará la comercialización de tecnologías innovadoras por parte de la industria europea.

La creación de la Empresa Común de Chips y el establecimiento del Consejo Europeo de Semiconductores son pasos significativos hacia una Europa más innovadora y competitiva en el ámbito global de la tecnología de semiconductores. Estas iniciativas no solo promoverán la investigación y el desarrollo en el sector, sino que también apoyarán la transformación digital y la competitividad empresarial en todo el continente.

Contexto

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, anunció por primera vez una estrategia europea común para el sector de los semiconductores en su discurso sobre el estado de la Unión de 2021. En febrero de 2022, la Comisión propuso la Ley Europea de Chips. En abril de 2023, el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE alcanzaron un acuerdo político sobre la Ley de Chips. La Ley de Chips entró en vigor el 21 de septiembre de 2023 y, con ella, el Reglamento sobre la Empresa Común de Chips y el Consejo Europeo de Semiconductores.

encuentra artículos

newsletter

Recibe toda la actualidad del sector tech y cloud en tu email de la mano de RevistaCloud.com.

LO ÚLTIMO

×