Broadcom impulsa la innovación en la nube con VMware, pero no convence a sus clientes

Desde la integración de VMware a Broadcom, han transcurrido 100 días de transformación y progreso hacia la meta de construir la compañía líder mundial en tecnología de infraestructura. Este periodo ha sido testigo no solo de una transición, sino también de una acción decisiva y una reevaluación profunda con el objetivo de maximizar el valor para los clientes. Según el presidente de broadcom, Hock Tan, los cambios en VMware serán buenos para la comunidad, aunque la realidad es que las empresas no están viendo con buenos ojos los movimientos durante este tiempo, incluida la eliminación de la versión gratis de VMware ESXi.

A lo largo de los 18 meses de evaluación y adquisición de VMware, se analizaron meticulosamente todos los aspectos del negocio para identificar las necesidades esenciales en la creación de valor adicional para los clientes. Desde la finalización de la adquisición en noviembre, se han realizado cambios significativos en la cartera de software, el enfoque de mercado y la estructura organizacional de la compañía. Estos cambios incluyen una modificación en la estrategia de ventas de software y la transición completa hacia un modelo de negocio basado exclusivamente en suscripciones, estableciendo un nuevo estándar en la industria.

Estas transformaciones, aunque han generado cierta inquietud entre clientes y socios, buscan acelerar la innovación, satisfacer de manera más efectiva las necesidades de los clientes y facilitar las interacciones comerciales. Además, se anticipa que estos cambios proporcionarán una mayor rentabilidad y abrirán nuevas oportunidades de mercado para los socios.

Con un compromiso firme hacia la simplificación y la inversión de 1.000 millones de dólares en innovación, así como cerca de 3000 despidos por la fusión, VMware se posiciona en el centro de esta estrategia transformadora. Bajo el ala de Broadcom, VMware ha enfocado su legado innovador hacia un sentido renovado de propósito.

Durante las conversaciones con líderes tecnológicos, socios e influencers, se han destacado consistentemente tres desafíos: la complejidad tecnológica, la necesidad de simplificar la TI y la importancia de la resiliencia y seguridad. La Fundación VMware Cloud (VCF) surge como la solución a estos retos, promoviendo una plataforma modernizada para la infraestructura en la nube que combina la agilidad de la nube pública con la seguridad de la privada a un costo menor.

La reducción a la mitad del precio de suscripción de VCF y el aumento de los niveles de servicio de soporte destacan el compromiso de Broadcom con la accesibilidad y la eficiencia. VCF no solo simplifica el trabajo para los desarrolladores sino que se posiciona como una opción competitiva frente a las ofertas de nube pública actuales.

Los primeros 100 días de VMware bajo el liderazgo de Broadcom marcarán el inicio o el fin de VMware como lo conocemos. L industria de la nube y la tecnología de infraestructura está evaluando de forma seria las alternativas a VMware como son Proxmox, KVM e incluso otras soluciones propietarias como Hyper-V o Citrix. El tiempo nos dirá.

×