Red Hat, el proveedor líder mundial de soluciones de open source empresarial, ha anunciado que BMW Group, líder mundial en la fabricación de automóviles y motocicletas, ha desplegado Red Hat OpenShift Container Platform para dar soporte a la distribución de sus aplicaciones y servicios empresariales. Red Hat OpenShift Container Platform es utilizado por empresas como BMW Group para fomentar la innovación, acelerar el desarrollo y puesta en marcha de aplicaciones y obtener más flexibilidad para escalar servicios bajo demanda.

En el competitivo mercado del automóvil, la infraestructura de TI no sólo soporta funciones internas como el desarrollo y la fabricación, sino que también debe permitir la prestación de servicios digitales que respondan a las expectativas de los clientes en cuanto a fiabilidad y rendimiento. La mayoría de los clientes interactúan directamente con el Grupo BMW a través de sus servicios de TI. La mayor parte de los coches comercializados por BMW Group incorporan BMW ConnectedDrive, el producto digital de la empresa que conecta el vehículo y su conductor con toda una gama de servicios y aplicaciones que proporcionan información, asistencia y entretenimiento durante el viaje y permite acceder al vehículo remotamente.

El Grupo BMW alberga actualmente más de 1.000 aplicaciones basadas en la web, lo que muestra el creciente interés por los hubs de aplicaciones accesibles y fáciles de usar. Este crecimiento pone de manifiesto una importante necesidad para muchas empresas: escalar las aplicaciones y servicios existentes dinámicamente para satisfacer la demanda y, al mismo tiempo, traer nuevas innovaciones al mercado más rápidamente. Las arquitecturas empresariales tradicionales son a menudo de naturaleza monolítica y en muchos casos, les cuesta responder a las necesidades dinámicas de las cargas de trabajo modernas. Esto ha llevado a muchas empresas globales a buscar una infraestructura de aplicaciones más flexible, que emplee una metodología más ágil de desarrollo y de operaciones de TI, incluyendo entrega continua, integración continua y amplia automatización.

Red Hat OpenShift Container Platform es la primera y única solución de nube híbrida centrada en contenedores, construida a partir de contenedores Linux y los proyectos Kubernetes, Project Atomic y OpenShift Origin y basada en la plataforma Linux líder, Red Hat Enterprise Linux. Red Hat OpenShift Container Platform proporciona una plataforma más segura y estable para implementaciones basadas en contenedores, sin renunciar a las actuales inversiones de TI, lo que permite que las aplicaciones tradicionales de misión crítica coexistan junto con las nuevas aplicaciones basadas en nube y en contenedores.

Los desarrolladores de BMW prefieren utilizar tecnologías estándar en el mercado y el Grupo BMW valoró la importante contribución de Red Hat a los proyectos Docker y Kubernetes y su versión empresarial de estas tecnologías. Red Hat OpenShift Container Platform también soporta múltiples nubes públicas, permitiendo la exploración de estrategias de nube híbridas, y mantiene las aplicaciones independientes de la infraestructura subyacente, los que permite a organizaciones como BMW Group elegir la tecnología que mejor responde a sus necesidades en cualquier momento. Además, la integración racionalizada de Red Hat OpenShift Container Platform con las tecnologías existentes protege las inversiones previas en TI, al tiempo que permite una transición más rápida a un entorno moderno de ejecución nativo en la nube.

BMW ConnectedDrive está sujeto a grandes fluctuaciones en las solicitudes de servicio, dependiendo de la hora del día, las condiciones meteorológicas, los incidentes de tráfico y otros factores. Tras la descomposición de las aplicaciones tradicionales en microservicios ejecutados en contenedores, Red Hat OpenShift Container Platform permite al Grupo BMW escalar lo necesario para ajustar las cargas a los picos de demanda y ofrecer el servicio continuo que esperan sus consumidores.

BMW Group ha desplegado inicialmente Red Hat OpenShift Container Platform en su centro de datos empresarial con sede en Alemania, centrado en el soporte de ConnectedDrive.

Ashesh Badani, vicepresidente y director general, OpenShift, Red Hat

“El Grupo BMW es un ejemplo de cómo una organización puede adoptar metodologías ágiles y tecnologías modernas de contenedores para ofrecer valor empresarial y una experiencia mejorada para el cliente. Nos complace apoyar a un líder en la innovación automovilística en el desarrollo de su capacidad tecnológica y de innovación para ofrecer servicios de forma más rápida y fiable. Agilizar el proceso de desarrollo de aplicaciones, desde la creación hasta el despliegue, es un elemento clave para la transformación digital de cualquier empresa y una tendencia que esperamos ver cada vez más, especialmente cuando otras organizaciones sigan el ejemplo de pioneros como el Grupo BMW”.

Dejar respuesta