La Banda ancha inalámbrica impulsará en 2022 las redes híbridas -inalámbricas/cableadas – y las redes privadas de empresas

En 2022 crecerá la actual demanda de banda ancha inalámbrica de alto rendimiento que impulsará el despliegue de redes híbridas inalámbricas/cableadas para proveedores de servicios y redes privadas de empresas, según Cambium Networks. Además, la adopción de la tecnología Wi-Fi 6 y la apertura de las bandas de frecuencia de 6 GHz impulsarán su rápida adopción.

En sus previsiones para el año que ahora acaba, Cambium Netwoks anticipaba la continuidad del trabajo a distancia y el desplazamiento desde la ciudad a zonas menos pobladas muchos profesionales. También predijo el crecimiento de las redes empresariales privadas de banda ancha. En cuanto a la tecnología, anticipó el fuerte impacto de las ondas milimétricas en los centros de las ciudades, que está empezando a aparecer. Sin embargo, el uso compartido del espectro, como en el caso del CBRS fuera de EE.UU., se ha retrasado más de lo previsto.

Visión 2022

Según Cambium Networks, en 2022 las redes híbridas (combinación de redes fijas inalámbricas y cableadas) se convertirán en la arquitectura de red mayoritaria, no sólo en las zonas rurales, sino también en las suburbanas y urbanas. Se trata de una cuestión de costes “cuando pueda ser inalámbrico, será inalámbrico”, y de tiempo, “los usuarios no quieren esperar años a que lleguen las redes cableadas”.

Por su parte, la adopción de Wi-Fi 6 crecerá exponencialmente, empujada por la escasez de chipsets de Wi-Fi 5 y alimentada por la adopción del iPhone 12/13. Además, la mayoría de los puntos de acceso basados en Wi-Fi 5 dejarán de funcionar (se anunciará el fin de su vida útil) durante 2022. En paralelo, los dispositivos domésticos inteligentes y conectados seguirán proliferando, lo que continuará impulsando la demanda de ancho de banda.

En 2022 se asistirá a un fuerte crecimiento de conectividad de los gobiernos nacionales, estatales y locales. Las aplicaciones de ciudad inteligente / ciudad segura seguirán siendo el centro de atención de todos los gobiernos municipales. Las aplicaciones sanitarias impulsarán la demanda de mayor ancho de banda. Muchos de ellos dependerán de nuevas extensiones de red inalámbricas.

En 2022 se asistirá también a la adopción de 6 GHz, que será rápida con breves pruebas de concepto (PoC) que están muy avanzadas. Del mismo modo la adopción de las ondas milimétricas será rápida, ya que los operadores de redes tienen más opciones en las bandas de frecuencia de 60 GHz y 5G fija de 28 GHz. Tanto para los proveedores de servicios como para las empresas, las redes híbridas de 5G, fibra, 5G fijo y tecnologías inalámbricas fijas proporcionarán una mayor capacidad y fiabilidad para el usuario final, al tiempo que ofrecen un sólido argumento comercial.

“En 2022 -señala Javier Gómez, director de Cambium Networks para Iberia y Mediterráneo- seguiremos experimentando algunos de los cambios más profundos que vimos el año pasado, incluyendo nuevas asignaciones de espectro y desafíos de la cadena de suministro. También seguirá aumentando la demanda de conectividad de alta velocidad en el hogar para satisfacer las necesidades de trabajo a distancia, aprendizaje a distancia, mejor entretenimiento y cumplir el sueño de un hogar más inteligente.”

Dentro de estas previsiones, Javier Gómez afirma que hay una “que se cumplirá si o si: La innovación tecnológica en el espacio inalámbrico seguirá acelerándose en 2022 para llevar una Internet de alta velocidad más asequible a más lugares para eliminar las brechas digitales”.

Ir arriba