Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los niveles ‘Tier’ en los Centros de Datos: Claves para la elección adecuada

En el mundo de los Centros de Datos, la terminología ‘Tier’ juega un papel crucial para clasificar la disponibilidad y la redundancia de estos complejos sistemas. Desarrollado por el Uptime Institute, el sistema de clasificación Tier se extiende en cuatro niveles: Tier I, II, III y IV, cada uno con características distintas que determinan su eficiencia y fiabilidad.

Entendiendo los Niveles ‘Tier’

Cada nivel Tier representa un grado de complejidad, redundancia y disponibilidad en los Centros de Datos, afectando directamente su rendimiento y seguridad.

Tier I

  • Características: Básico, sin redundancia.
  • Aplicaciones: Adecuado para servicios no críticos o con requisitos de conectividad menos estrictos.
  • Costo: Inversión inicial baja.

Tier II

  • Mejoras sobre Tier I: Redundancia parcial en componentes críticos.
  • Aplicaciones: Ideal para servicios empresariales que requieren mayor fiabilidad.
  • Disponibilidad: Mejorada, con posibilidad de cortes breves planificados.

Tier III

  • Características: Alta disponibilidad y redundancia con sistemas duplicados.
  • Aplicaciones: Adecuado para aplicaciones críticas que requieren mínima inactividad.
  • Ventajas: Mantenimiento sin interrumpir operaciones.

Tier IV

  • Máxima Calificación: Componentes y sistemas totalmente duplicados.
  • Aplicaciones: Indispensable para servicios que no toleran ningún tiempo de inactividad.
  • Disponibilidad: Máxima, adecuada para infraestructuras de misión crítica.

Criterios para la Elección de un Nivel ‘Tier’

La elección del nivel Tier adecuado dependerá de los requerimientos específicos de cada organización. Factores como la criticidad de las aplicaciones, el presupuesto disponible y los requisitos de confiabilidad y disponibilidad son esenciales para tomar una decisión informada. Por ejemplo, las instituciones financieras pueden necesitar un Tier IV para garantizar una operatividad continua, aunque también existen centros de datos Tier III muy cerca del Tier IV y proveedores que ofrecen soluciones para georeplicar una infraestructura entre dos datacenter aportando un gran valor, mientras que una empresa pequeña podría optar por un Tier II o III.

Conclusión

Los Centros de Datos son vitales para la economía digital, y su clasificación Tier es un aspecto clave a considerar para las organizaciones que buscan alojar sus servicios y aplicaciones críticas. La elección del nivel adecuado de Tier garantiza no solo la continuidad y seguridad de los servicios digitales, sino que también incide en la eficiencia operativa y el ahorro de costos. Con la creciente dependencia de las tecnologías digitales, entender y elegir el nivel de Tier adecuado se ha vuelto más crucial que nunca.

encuentra artículos

newsletter

Recibe toda la actualidad del sector tech y cloud en tu email de la mano de RevistaCloud.com.

LO ÚLTIMO

×