Red Hat se prepara así para el futuro del trabajo

En los últimos años, la concepción sobre el trabajo ha cambiado mucho. La nueva normalidad presenta desafíos únicos para las empresas que piensan en el futuro del trabajo. Desde Red Hat apuestan por un futuro del trabajo impulsado por la flexibilidad.

Como empresa líder mundial en software de código abierto, Red Hat comparte sus productos y conocimientos libremente. Con ese espíritu, me gustaría compartir 3 reflexiones que nos ha traído nuestra nueva normalidad.

El futuro del trabajo es flexibilidad

La flexibilidad siempre ha sido la clave de nuestra cultura. Red Hat surgió del movimiento del software de código abierto, que es una comunidad de desarrolladores que trabajaba a distancia y de forma asíncrona. Antes de la pandemia, más del 30% de los Red Hatters trabajaba a distancia.

Esa flexibilidad la hemos expandido al ofrecer a la mayoría de nuestros colaboradores la libertad de flexibilizar el trabajo de oficina, de tal manera que pueden elegir ir a la oficina todas las veces que lo necesiten o directamente no ir. Como el Covid-19 sigue siendo una preocupación para los colaboradores que cuidan de sus seres queridos inmunocomprometidos, ningún Red Hatter está obligado a estar en una oficina si así no lo desea. Somos conscientes de que otras empresas tecnológicas están haciendo que sus colaboradores vuelvan a la oficina, pero nosotros creemos que nuestros colaboradores no necesitan estar en una oficina para trabajar de manera eficiente porque hemos visto el valor que aporta la flexibilidad.

Como madre de un hijo con necesidades especiales, fui muy afortunada de tener esta flexibilidad cuando la necesitaba. Trabajé desde casa durante más de una década antes de incorporarme a Red Hat. Nuestro enfoque no sólo da más flexibilidad a los colaboradores, sino que proporciona una mayor confianza, devuelve el tiempo y proporciona libertad para adaptar cada día a las necesidades laborales y familiares. Los beneficios de una mayor flexibilidad no sólo benefician a los colaboradores. Nuestro enfoque permite abrirnos a una fuente de talento mucho más amplia y crear una propuesta de valor duradera como empleador. El hecho de no estar limitados por la ubicación a la hora de contratar proporciona una oportunidad mucho más amplia para atraer y retener a importantes colaboradores, especialmente cuando se trata de talento diverso.

Al igual que la comunidad de desarrollo de código abierto, estamos tratando de pensar de manera diferente sobre cómo y dónde se realiza el trabajo, ya sea que trabajemos juntos o de manera asíncrona en todo el mundo. Un enfoque del trabajo sin límites requiere un mayor énfasis en permitir la colaboración digital y la seguridad psicológica, porque la inclusión y la confianza impulsan a los equipos eficaces distribuidos.

Escuchar, llamar a la acción, crear confianza

En nuestra cultura abierta, creemos que las mejores ideas pueden venir de cualquier parte. Como resultado de escuchar a nuestros colaboradores durante la pandemia, asignamos una retribución por trabajar desde casa para ayudar a sufragar el coste del teletrabajo e introdujimos días trimestrales de «recarga» para hacer frente al agotamiento, de esta manera todos tenemos días en los que nos podemos tomar un tiempo libre. Mientras pensamos en el futuro, nos hemos centrado en escuchar y hacer participar a nuestros colaboradores en la toma de decisiones para impulsar la forma en que queremos trabajar juntos.

Recientemente hemos puesto en marcha lo que llamamos el Open Decision Hub, que es un lugar abierto para que los Red Hatters participen en las decisiones activas, expresen sus opiniones, tomen parte en las encuestas y sigan la historia de cómo y por qué se tomaron las decisiones. En el Open Decision Hub, los colaboradores pueden ver qué líderes están impulsando un tema, cuáles son los temas que se están debatiendo (y qué no) y en qué punto del proceso de decisión nos encontramos.

El Open Decision Hub ha sido muy valioso. Si bien nuestra aplicación de políticas o estrategias puede no ser objeto de debate, la forma en que lo hacemos a menudo sí lo es. Una y otra vez, los colaboradores nos ayudan a identificar los errores, a volver a llevar a cabo un proceso y, en última instancia, a ser más eficientes y eficaces. El Open Decision Hub permite a los líderes de Red Hat ser increíblemente transparentes. Y lo que es más importante, al involucrar a los colaboradores en las decisiones que afectan a su trabajo y a su experiencia, y al mostrar que su compromiso tiene resultados tangibles, creamos una increíble cantidad de confianza y compromiso con nuestra misión. En Red Hat, todos los colaboradores tienen una voz.

La oficina tiene buena vibra

La oficina es el lugar donde solíamos trabajar, pero al pensar en nuestro futuro laboral nos dimos cuenta de que debía ser algo más. Dado que la mayoría de nuestros colaboradores tienen la flexibilidad de decidir cuándo quieren ir a la oficina, nos dimos cuenta de que tenía que ser un lugar donde los colaboradores pudieran conectar con la cultura de Red Hat, colaborar y participar más plenamente. En pocas palabras, si los colaboradores no van a la oficina todo el tiempo, es aún más importante que sea divertida, funcional y agradable cuando lo hagan.

Nos hemos centrado en la evolución de nuestros espacios de oficina para apoyar nuestra forma de trabajar. Los colaboradores que llegan a la oficina reservan sus puestos de trabajo en línea. Al llegar a la oficina, son recibidos por «entornos» donde los equipos se reúnen para trabajar. En nuestros entornos, verán muchos menos escritorios y más cabinas, sofás y pequeños espacios de colaboración. Este es un concepto que hemos tenido durante años, incluso antes de la pandemia, pero hemos ampliado este enfoque. También hemos revisado nuestras herramientas tecnológicas y de colaboración, ofreciendo a los colaboradores la posibilidad de conectarse con colegas y clientes de todo el mundo desde casi cualquier sala.

A medida que avanzamos, nos centramos en escuchar a nuestros colaboradores para obtener más información sobre los motivos por los que acuden a una oficina. Estamos animando a los directivos a trabajar desde nuestras oficinas para que interactúen y aprendan más; yo misma estoy planeando organizar sesiones de preguntas y respuestas en nuestra sede de Raleigh con nuestro director de Marketing. Soy consciente de que algunos colaboradores vienen a la oficina de Raleigh sólo por los pretzels cubiertos de yogur gratuitos, ¡y eso está bien! Otros vienen a la oficina para colaborar y cuando necesitan una conexión más cercana con las personas con las que trabajan. Hemos dedicado tiempo a explorar lo que hace que venir a la oficina sea agradable y divertido. Esa es la pregunta que hay que hacerse si quieres dar a tu oficina un ambiente que facilite el trabajo y la conexión con los demás y con tu empresa, y que siga atrayendo a los que deciden no volver.

Red Hat siempre ha apoyado tanto el trabajo remoto como el híbrido y seguiremos haciéndolo como parte de nuestro futuro laboral. La mejora de nuestras normas de trabajo, el apoyo que ofrecemos a los colaboradores y nuestra cultura abierta son fundamentales para alcanzar nuestros objetivos. No lo hemos resuelto todo. Hemos cometido errores a lo largo de este viaje, pero creo que vamos en la dirección correcta. Vamos a seguir adaptándonos a la manera de Red Hat: ofreciendo flexibilidad, escuchando a los Red Hatters y repitiendo procesos para mejorar juntos.

Ir arriba