Penetration Test (Pentest): En qué consiste

Los llamados penetration tests, más conocidos como pentests o pruebas de penetración, son una herramienta crucial para evaluar la seguridad de redes, sistemas y aplicaciones. A través de estas pruebas, es posible identificar vulnerabilidades y fallos de seguridad que podrían ser explotados por atacantes. Pero, ¿cómo se realizan estos tests y qué implican para la seguridad de una red?

¿Qué es un pentest?

En el ámbito de la informática, un penetration test es una metodología utilizada para simular ataques a una red, equipos individuales o aplicaciones con el objetivo de descubrir y evaluar vulnerabilidades. Estas pruebas reproducen diversos patrones de ataque utilizando herramientas y técnicas basadas en métodos conocidos. Los componentes típicos que se someten a un pentest incluyen:

  • Elementos de acoplamiento de red: routers, conmutadores, puertos.
  • Puertos de seguridad: firewalls, filtros de paquetes, programas antivirus, balanceadores de carga, IDS (Sistemas de Detección de Intrusos), IPS (Sistemas de Prevención de Intrusos).
  • Servidores: web, bases de datos, archivos.
  • Equipos de telecomunicaciones.
  • Aplicaciones web.
  • Instalaciones de infraestructura: mecanismos de control de acceso.
  • Redes inalámbricas: WLAN, Bluetooth.

Tipos de pentests

Los pentests se clasifican en tres categorías principales:

  • Pruebas de caja negra: el pentester solo conoce la dirección de la red o el sistema objetivo.
  • Pruebas de caja blanca: el pentester tiene conocimiento completo de los sistemas a probar, incluyendo direcciones IP, software y hardware utilizados.
  • Pruebas de caja gris: combinan elementos de las pruebas de caja negra y blanca, analizando escenarios que podrían incluir información interna sobre la red.

Cómo llevar a cabo un pentest

Para realizar un pentest efectivo, es necesario seguir una serie de pasos y utilizar diversas herramientas especializadas.

Requisitos de los pentests

Definir un concepto claro es fundamental. Debes establecer los componentes a probar, la duración de las pruebas y asegurar que cuentas con todas las herramientas necesarias. Si el pentest es realizado por un externo mediante una prueba de caja blanca, deberás proporcionar información detallada sobre la red y los sistemas involucrados.

Herramientas para un pentest

Las herramientas más importantes incluyen:

  • Escaneo de puertos: detecta puertos abiertos en un sistema.
  • Escáner de vulnerabilidades: busca brechas de seguridad y configuraciones incorrectas.
  • Sniffer: analiza el tráfico de datos en la red.
  • Generadores de paquetes: simulan el tráfico de datos.
  • Descifradores de contraseñas: intentan obtener contraseñas inseguras.

Entre las colecciones de herramientas más populares para pentests se encuentra Kali Linux, una distribución de Linux especializada en seguridad informática.

Proceso de un pentest

El proceso de un pentest se divide en varias fases:

  1. Verificación del concepto de red: identifica inconsistencias o vulnerabilidades en el diseño de la red.
  2. Prueba de las medidas de hardening: evalúa la efectividad de las medidas de protección implementadas.
  3. Búsqueda de vulnerabilidades conocidas: identifica rápidamente aplicaciones y sistemas vulnerables.
  4. Uso selectivo de exploits: verifica si las vulnerabilidades pueden ser explotadas utilizando scripts específicos.

Todos los pasos y resultados del pentest deben documentarse detalladamente para facilitar la evaluación y mejora de la seguridad.

Ventajas y desventajas de los pentests

Ventajas
  • Revisan los sistemas con mayor profundidad que una comprobación de seguridad común.
  • Verifican la interacción de los componentes individuales.
  • Un pentester externo ofrece una perspectiva adicional y objetiva.
  • Los pentesters profesionales actúan de manera similar a los atacantes reales.
Desventajas
  • El tester externo obtiene acceso a información interna de la red.
  • Existe el riesgo de causar daños irreparables durante la prueba.
  • Los pentests ofrecen una evaluación instantánea y no deben sustituir las medidas de seguridad continuas.

Conclusión

Los pentests son una herramienta esencial para garantizar la seguridad informática. Aunque presentan ciertos riesgos y limitaciones, su capacidad para identificar y evaluar vulnerabilidades de manera detallada los convierte en un componente indispensable de cualquier estrategia de seguridad.

×