MINSAIT, RED HAT e INTEL colaboran para digitalizar las subestaciones eléctricas facilitando su operación

La compañía de Indra, Minsait, se ha unido a Red Hat e Intel para desarrollar una solución abierta, escalable y con capacidades de seguridad avanzada destinada a la virtualización de subestaciones eléctricas. Estas pueden ser utilizadas tanto en el segmento de instalaciones primarias como en las subestaciones secundarias. El objetivo principal ha sido crear una arquitectura Edge Computing que abarque todos los procesos de operación que son necesarios tras la digitalización de estos activos, siendo compatibles con los altos requerimientos de tiempo real.

Onesait Phygital Edge permitirá virtualizar, de forma homogénea e interoperable, los dispositivos y las aplicaciones actualmente desplegadas en las subestaciones, empleando para ello hardware genérico y elementos discretos de sensorización y actualización. Las principales ventajas de esta virtualización de activos será su fácil gestión remota, el escalado local flexible, la resiliencia a fallos y la capacidad de despliegue de nuevas aplicaciones basadas en Inteligencia Artificial para la mejora operativa y el soporte a la decisión y procesos de negocio.

Onesait Phygital Edge integra entre otras las capacidades de ciberseguridad de Intel y Red Hat en los ámbitos de hardware dedicado y sistema operativo en sus versiones específicas de Edge Computing. Intel Trusted Platform extiende las capacidades TPM.2.0 y se integra con los módulos de PKI y Key Vault de SIA (compañía líder en ciberseguridad a través de la que Minsait presta servicios en este ámbito) para verificar la identidad de los elementos que participan en la red (Identity of Things) y el cifrado de la información que intercambian. Tener dispositivos interconectados hace que la información que manejan sea cada vez más sensible y esté más expuesta a ciberincidentes, por lo que facilitar capacidades para protegerlos resulta de vital importancia. El uso de certificados digitales en entornos IT/OT, en este caso ofrecidos en la nube de SIA, es clave para protegerlos.

Por su parte, Red Hat proporciona tanto Red Hat Enterprise Linux, el sistema de operativo en el edge (sistema operativo para infraestructuras desatendidas con un robusto ciclo de vida) como Red Hat OpenShift con un single node para orquestación distribuida.

Gracias al ecosistema de colaboración creado por las tres compañías, esta solución que se presenta para el mercado energético permitirá a los operadores de alta y baja tensión acelerar la digitalización de sus procesos, virtualizar su hardware y comenzar a desplegar una infraestructura adaptable y resiliente como respuesta a los retos de reconfiguración de negocio que actualmente se están produciendo.

En la actualidad, la solución ya está siendo desplegada en entornos de demostración extendidos dentro de las infraestructuras de varios grandes operadores energéticos de la península Ibérica. Entre los resultados alcanzados en fases anteriores, cabe destacar 47% de reducción en costes de Mantenimiento y un 55% de reducción del tiempo de depliegue de nuevos casos de uso que integrarán el esquema completo de prosumición (gestión activa de la demanda, virtual power plant, etc). 

Esta solución forma parte de nuestra propuesta de valor Phygital, que reúne soluciones integrales que conectan el mundo físico y el digital, para dar respuesta a la acelerada transformación que está experimentando la gestión del mundo físico mediante la digitalización. La compañía cuenta con más de 800 profesionales especializados, una consolidada oferta de soluciones propias con más de 18 menciones en Gartner, un potente ecosistema de partners y referencias en más de 45 países. 

Ir arriba