Red Hat, Inc., proveedor de soluciones de código abierto, ha comunicado que está colaborando con la Organización Mundial de Salud para desarrollar una infraestructura sostenible que dé soporte a la creaciín de la Plataforma de Experiencia de Aprendizaje (LXP) de la Academia de la OMS: WHO Academy, el nuevo centro de formación de vanguardia de la organización.

Como parte de esta colaboración se han usado prácticas de desarrollo actuales del Red Hat Open Innovation Labs, Open Practice Library y las tecnologías de código abierto de los proyectos de la comunidad de Red Hat. Las OMS ha desarrollado una plataforma DevOps escalable y más flexible para ayudar con actividades como la gestión, test builds, el análisis de código y la visualización de datos, para permitir un acceso más rápido a los conocimientos médicos relevantes y reducir la desinformación.

red hat

Necesidad mundial de información

Con la actualización casi a diario de los datos del Covid-19, los trabajadores de la salud necesitan estar al tanto de la información más actual y precisa. La entrega rápida de información oportuna se está convirtiendo en un factor esencial, y la OMS se ha dado cuenta de que era imprescindible mejorar su capacidad digital para atender las necesidades rápidamente cambiantes de los trabajadores de la salud en todo el mundo. La OMS reconoce la necesidad de acelerar la difusión de conocimientos y evidencias más recientes en materia de salud entre los profesionales, los responsables de las políticas sanitarias y su propio personal, colaborando estrechamente con Red Hat para impulsar nuevas prácticas.

Rapidez y precisión a través de un enfoque abierto

La nueva plataforma DevOps de la OMS aborda la capacidad de responder a los desafíos actuales, como la lucha contra la desinformación, así como el beneficio de contar con nuevas habilidades para crear una nueva plataforma de experiencia de aprendizaje. La OMS además busca sentar las bases para un modelo de información abierta que pueda satisfacer las necesidades futuras de los trabajadores de la salud, que incluya la oferta de experiencias de aprendizaje más personalizadas.

El equipo de la OMS trabajó en colaboración con los expertos de Red Hat en una residencia virtual que duró ocho semanas en Red Hat Open Innovation Labs. El objetivo de Red Hat Open Innovation Labs es ayudar a las organizaciones a integrar personas, prácticas y tecnología para aumentar la agilidad en el desarrollo de software y productos, impulsar la innovación y dar respuesta a los desafíos internos en un breve periodo de tiempo.

Como parte de la iniciativa, el equipo de Information Management and Technology de la OMS ha trabajado en la adopción de la nueva metodología Agile, lean product development y prácticas de DevOps en paralelo a su actual enfoque más tradicional de gestión de proyectos. Estos cambios culturales tienen como objetivo aumentar la capacidad de adaptación a necesidades en constante cambio y hacer que la plataforma DevOps de la OMS sea más escalable para dar respuesta a las demandas actuales y futuras. Las habilidades y herramientas adoptadas del compromiso de Red Hat Open Innovation Labs han ayudado a sentar las bases para una solución de aprendizaje que no está vinculada a una sola persona o tecnología. En su lugar, el equipo de la OMS cuenta ahora con conocimiento y competencias globales para gestionar su nueva plataforma y los procesos internos en el futuro.

Trabajando para no dejar a nadie atrás a través de la inclusión digital

Desde el principio, la OMS ha estado decidida a construir la plataforma usando tecnología de código abierto. En consonancia con sus principios, el código abierto permite la colaboración cruzada, la accesibilidad y la asequibilidad, en particular para los países de rentas bajas y medias.

La nueva LXP se ejecutará íntegramente con las tecnologías de nube híbrida abierta de Red Hat, ofreciendo a la OMS una plataforma escalable, flexible y más segura. Red Hat OpenShift proporciona las bases de la cloud-native, un entorno racionalizado para desarrollar y desplegar aplicaciones en contenedores y capacidad para analizar la métrica de las aplicaciones. Red Hat CodeReady Workspaces también se utiliza para proporcionar a los desarrolladores de LXP una base de desarrollo de Kubernetes rápida y fiable. Al basar LXP en un marco de tecnología abierta, la OMS está ahora más capacitada para adoptar arquitecturas y aplicaciones emergentes de forma repetitiva y progresiva, dando valor en tiempo real a los trabajadores de la salud de todo el mundo. Además, Red Hat OpenShift, como plataforma de Kubernetes agnóstica en la nube, permite a la OMS escalar el LXP a medida que crece la demanda sin depender de ningún proveedor de nube en particular.

Citas de apoyo

“La Organización Mundial de la Salud lleva mucho tiempo a la cabeza en lo que respecta a la creación de soluciones innovadoras para los recursos de salud pública. Ha sido un honor trabajar con la OMS en el desarrollo de una plataforma de código abierto que tiene el potencial de dar forma a cómo el mundo responde a la crisis del Covid, y a las dificultades futuras de la atención de la salud. Con la ayuda de los Open Innovation Labs de Red Hat, la OMS ha roto las barreras de las TI tradicionales y las ha sustituido por prácticas de DevOps. Además, ha resuelto sus desafíos mediante la colaboración, el trabajo duro y el pensamiento innovador. Finalmente, la agencia, con el apoyo de Red Hat, ha creado una robusta plataforma de DevOps que puede proporcionar de forma más eficiente el conocimiento a los profesionales de la salud de todo el mundo».