La mitad de las empresas españolas confirman que la nube es esencial para equilibrar el gasto en TI

Couchbase, una compañía destacada en el suministro de bases de datos modernas para aplicaciones empresariales, ha revelado los hallazgos de un nuevo estudio. En este, se destaca que un 66% de las empresas en España están reconsiderando la distribución de su presupuesto entre CapEx y OpEx debido al actual escenario económico, y un 50% sostiene que la nube es crucial para equilibrar el gasto en tecnología de la información. En un panorama donde la migración a la nube se torna inevitable para la mayoría de las empresas, el 46% de ellas está buscando activamente estrategias para disminuir y/o manejar el gasto en la nube.

La investigación, que incluyó a 600 responsables globales de decisiones de TI, 50 de los cuales son de España, reveló que factores como la dependencia de un solo proveedor, la ausencia de transparencia en los gastos y los costos de la nube, y las herramientas de administración poco flexibles incrementaron los costos de la nube empresarial en España en un 30% durante 2022. Además, el estudio demostró que, en promedio, las empresas españolas desembolsaron 29,81 millones de dólares en servicios en la nube, lo que resultó en un gasto excesivo de alrededor de 6,9 millones de dólares. Esto sugiere que las tecnologías rentables con precios transparentes y flexibles están mejor posicionadas para proporcionar a las empresas un recorrido factible hacia la nube, al mismo tiempo que fomentan la eficiencia empresarial.

«La nube es un componente esencial de la pila tecnológica moderna, que ofrece a las empresas la escalabilidad, fiabilidad y agilidad que necesitan», afirma Rahul Pradhan, vicepresidente de producto y estrategia de Couchbase. «Más que nunca, los proveedores de servicios necesitan ofrecer soluciones altamente seguras y escalables, junto con opciones de despliegue flexibles que ofrezcan la relación calidad-precio adecuada para las empresas. Este enfoque ofrece a los clientes agilidad y control sobre sus opciones en la nube, ayudándoles a sacar el máximo partido de sus recursos, liberándoles para concentrarse en impulsar y acelerar su negocio».

Dado que algunas organizaciones españolas experimentan dificultades con la arquitectura local, como la formación de los empleados y la gestión de los costes de infraestructura, el 54% está trasladando su gasto de CapEx a OpEx, con un cambio medio del 27% de su gasto en CapEx. Además, para 2026, las empresas españolas prevén que el 30% de su gasto total en TI esté en la nube pública, y ya están a un 30% de alcanzar este objetivo.

La nube evoluciona el papel de las TI en la empresa

Los encuestados consideran que el departamento de TI se está volviendo más consultivo, ayudando a otros departamentos a tomar las decisiones correctas al tiempo que se minimizan los riesgos. Entre los datos clave se incluyen:

  • El 90% ha empezado a cambiar el papel de TI para hacer esto, o planea hacerlo en los próximos 12 meses.
  • El 96% ha empezado a utilizar o tiene previsto utilizar tecnologías de código bajo y sin código para ayudar a otras unidades de negocio a desarrollar aplicaciones con una aportación mínima de TI.
  • El 90% está adoptando un enfoque similar con la computación sin servidor para que otros departamentos puedan adquirir directamente sus propios servicios en la nube.
  • El 92% está proporcionando o proporcionará formación a otros departamentos para utilizar los servicios en la nube de forma más eficaz.

Esto no significa que TI vaya a abandonar la responsabilidad: solo el 14% de las organizaciones están utilizando la nube para impulsar la innovación y los nuevos servicios sin la participación de TI. Pero sí significa que las competencias que necesitan los equipos de TI evolucionarán, y que a las competencias puramente técnicas se sumarán las interpersonales, de gestión y educativas para enseñar al negocio.

«La nube está en el centro de la evolución de TI hacia un papel más consultivo, que se está volviendo aún más importante con la creciente ola de aplicaciones impulsadas por IA», continuó Pradhan. «Por ejemplo, los equipos de TI y desarrolladores pueden descargar las tareas de gestión de bases de datos gracias a los servicios en la nube totalmente gestionados, pero a su vez tendrán que educar y asesorar a otros departamentos sobre cómo utilizar las tecnologías en la nube de forma eficaz, responsable y segura, desde el desarrollo de aplicaciones sencillas, hasta la elección de servicios en la nube de forma que no se produzcan sobrecostes ni aumenten los riesgos. El uso de la nube y, por tanto, los costes, seguirán aumentando al ritmo de la innovación. Depende de las empresas invertir sabiamente en herramientas que conduzcan a operaciones más eficientes. Unas herramientas modernas que sean rentables y flexibles permitirán a las organizaciones obtener un ROI significativo de las tecnologías en la nube”.

×