Red Hat y Amazon Web Services (AWS) han anunciado la disponibiidad de ROSA o Red Hat OpenShift Service en AWS, el cual es un servicio gestionado accesible a través de AWS Console que facilita a los clientes de Red Hat OpenShift la creación, el escalado y la gestión de aplicaciones contenerizadas en AWS. Mediante ROSA se puede disfrutar del desarrollo simplificado de clústeres de Kubernetes usando la conocida consola, funcionalidades y herramientas de Red Hat OpenShift sin necesidad de escalar o gestionar manualmente la infraestructura subyacente. ROSA optimiza el traslado de las cargas de trabajo on-premises de Red Hat OpenShift a AWS y ofrece una mayor integración con otros servicios de AWS. Asimismo, permite acceder a Red Hat OpenShift facturando y teniendo soporte directamente a través de AWS, lo que supone tener la simplicidad de la experiencia de un solo proveedor que ejecuta Red Hat OpenShift en AWS. No se necesitan hacer inversiones anticipadas para usar ROSA, y se puede pagar solo por los clústeres de contenedores y los nodos usados.

Los contenedores han demostrado ser populares entre los clientes de AWS y de Red Hat porque permiten a los desarrolladores ser más rápidos y mejoran la portabilidad de las aplicaciones. En la actualidad, AWS ofrece la gama más amplia de tecnología de contenedores en la nube, incluido Amazon Elastic Containers Service (ECS) para los que desean una mayor integración con los servicios de AWS y Amazon Elastic Kubernetes Service (EKS) para los que priorizan la ejecución de Kubernetes. Los clientes de AWS que valoran una experiencia completa de contenedores serverless también pueden utilizar AWS Fargate para ejecutar contenedores sin tener que gestionar los servidores o clústeres subyacentes.

red hat

Las empresas de la lista Fortune 500, los organismos gubernamentales y muchas otras organizaciones utilizan Red Hat OpenShift, la plataforma de Kubernetes de Red Hat preparada para las empresas que amplía las funcionales de Kubernetes base desarrollado para el stack de producción en la nube, para ejecutar aplicaciones en contenedores con la misma base y herramientas comunes en cualquier entorno. Muchos clientes han optado por autogestionar los clústeres de Red Hat OpenShift sobre AWS. Mientras que la elasticidad, la escalabilidad y la seguridad de AWS han demostrado ser muy populares entre los clientes de Red Hat OpenShift, la autogestión de los clústeres requiere un esfuerzo y un gasto adicional y los clientes también tienen que gestionar las relaciones con dos proveedores tanto para el soporte como para la facturación. Estos clientes han pedido un servicio gestionado por AWS para Red Hat OpenShift que funcione sin problemas con otros servicios de AWS a escala y que integre el soporte y la facturación en la experiencia del usuario de AWS.

Con ROSA, los clientes pueden crear rápida y fácilmente clústeres de Kubernetes utilizando las conocidas Interfaces de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) y herramientas de Red Hat OpenShift y acceder sin inconvenientes a todos los servicios de AWS en toda su variedad y dimensión, todo ello desde la consola de AWS. ROSA aporta flexibilidad en los precios y opción de prepago de Red Hat OpenShift a través de una nueva suscripción de Red Hat que elimina la necesidad de complejos contratos plurianuales y permite a los clientes alinear su consumo de Red Hat OpenShift en AWS con sus necesidades de negocio. Con ROSA, los clientes pueden acceder a una suscripción de Red Hat OpenShift con facturación y soporte directamente a través de AWS, ofreciendo la simplicidad de la experiencia de un solo proveedor y liberando a los clientes de las complejidades de adquisición y operativas de la gestión de relaciones con dos proveedores por separado. ROSA posee asimismo homologaciones clave de cumplimiento, entre las que incluye SOC-2, ISO-27001 y PCI.

«Cada vez más, los clientes están recurriendo a los contenedores para mejorar la velocidad y la portabilidad de las aplicaciones, y cada vez confían más en tecnologías como Red Hat OpenShift y AWS que facilitan el despliegue de aplicaciones contenerizadas», dice Bob Wise, GM Kubernetes, AWS. «ROSA ofrece a estos clientes la posibilidad de ejecutar contenedores sin contratiempos en AWS utilizando las conocidas APIs y herramientas de Red Hat OpenShift, e integra toda la amplitud y profundidad de los servicios de AWS para crear, escalar y gestionar sus cargas de trabajo».

«Red Hat OpenShift proporciona una plataforma común, abierta y empresarial de Kubernetes para abarcar la infraestructura híbrida, desde el centro de datos físico de un cliente hasta sus operaciones en AWS», señala Sathish Balakrishnan, vice president, Hosted Platforms, Red Hat. «ROSA proporciona un proceso optimizado para las organizaciones que quieren ampliar la potencia de Red Hat OpenShift en AWS sin tener que gestionar por separado flujos de tecnología, lo que permite a los equipos de TI centrarse en ofrecer valor y no en gestionar la infraestructura subyacente.»

Accenture Cloud First, que incluye Accenture AWS Business Group (AABG) y su equipo de IBM Red Hat, tiene una amplia experiencia en la estrategia, diseño e implementación de soluciones globales de contenedores. «Nuestra dilatada experiencia y extraordinarias habilidades en el desarrollo y ejecución de clústeres de Red Hat OpenShift a gran escala y de misión crítica, tanto en on-premise como desplegados en la nube, posicionan a Accenture de manera única para colaborar de manera efectiva con AWS y Red Hat», indica Andy Tay, Global lead of the Accenture AWS Business Group, Accenture. «El lanzamiento de ROSA como servicio totalmente gestionado es el paso siguiente en la evolución de OpenShift. Significa que Accenture puede centrarse en ofrecer las ventajas de las aplicaciones modernas a nuestros clientes, aprovechando los servicios gestionados en la nube que proporcionan AWS y Red Hat».

Cognizant es una empresa multinacional tecnológica que ofrece servicios de consultoría empresarial, tecnologías de la información y outsourcing. «Con ROSA, los clientes de Cognizant pueden disfrutar de una experiencia integrada con sus cargas de trabajo ejecutándose en la plataforma OpenShift en AWS», apunta Raghuraman Chandrasekharan, AVP, Service Delivery y AWS Business Group lead, Cognizant. «La propuesta de OpenShift en AWS para Cognizant incluye ROSA como zona de aterrizaje para los clientes que quieran delegar la responsabilidad de los servicios de infraestructura y plataforma mientras se centran en sus principales necesidades empresariales».

Persistent Systems es una empresa de soluciones de confianza globales, que ofrece aceleración de negocios digitales, modernización empresarial y servicios de ingeniería de productos de última generación. «Como partner de Red Hat y AWS, muchos de nuestros clientes ya aprovechan OpenShift en AWS para la modernización de software crítico», dice Jiani Zhang, Alliance and Industrial Solutions Unit, Persistent Systems. «ROSA acelera los despliegues y libera a los equipos para gestionar más fácilmente los despliegues directamente desde la consola de AWS».

Energie Data Services Nederland (EDSN) desarrolla y opera el centro de datos de energía holandés en nombre de los operadores de sistemas de transmisión y distribución holandeses. «Adaptarse a las necesidades cambiantes de los clientes es un requisito para nosotros, una dinámica que requiere la modernización de las aplicaciones y una metodología DevOps que pueda entregarse a escala», afirma Arwin Scholten, Chief Technology Officer, EDSN. «Con Red Hat OpenShift Service en AWS, tenemos un servicio preparado para el futuro. No tenemos que preocuparnos por la mejora continua de la plataforma ni por la gestión de la infraestructura u operaciones subyacentes, lo que libera a nuestro equipo para que se centre plenamente en ofrecer mayor innovación y valor a nuestros clientes.»