Cuando alguien decide montar una página web, además de la programación de la misma y la elección del nombre del dominio, hay que hacer frente a la elección del tipo de alojamiento web donde se ubicarán todos los archivos que formarán parte del proyecto.

Esto que puede parecer fácil, para muchos supone un gran problema debido a los diferentes tipos de alojamientos entre los que podemos elegir. La elección entre uno y otro dependerá de diferentes factores. Para que esta elección os sea más fácil, hoy os hablaremos de los diferentes tipos de hosting entre los que poder elegir.

¿Qué es un alojamiento web?

Cuando hablamos de alojamientos web nos estamos refiriendo a un espacio donde el usuario puede subir toda la información que forma parte de una página web para que todo el mundo pueda verla, independientemente del lugar donde se encuentre. Además de esto, los alojamientos web también ofrecen otra serie de servicios como cuentas de correo, cuentas FTP, panel de control para su gestión o bien acceso SSH. Los hosting suelen estar en grandes centros de datos donde están activos las 24 horas del día.

Tipos de alojamientos web que podemos elegir

Puede ser que la primera opción que se os pase por la cabeza a la hora de «colgar» vuestra página web en Internet, es hacerlo en algún servicio gratuito que nos podamos encontrar. Esto os puede servir para ahorrar unos pocos euros, pero la calidad del servicio dejará mucho que desear.

A la hora de elegir el hosting adecuado, es necesario tener en cuenta nuestras necesidades para no quedarnos cortos y tampoco pagar de más por algo que realmente no vamos a utilizar. Dicho esto, pasemos a ver los principales tipos de alojamientos web que nos podemos encontrar en el mercado.

Alojamiento web compartido

Se trata del tipo de hosting más común ya que es el más económico. Esto es así ya que varios usuarios comparten los recursos de una misma máquina, por lo que cualquier problema que pueda ocasionar un usuario, afectará al resto de usuarios que estén allí alojados.

Es la opción perfecta para sitios pequeños que no tienen mucho tráfico y que no requieres de requisitos especiales, ya que en estos alojamientos no se puede cambiar nada de la configuración.

Ventajas del hosting compartido

  • Es el tipo de hosting más económico
  • El proveedor se encarga de la gestión de la máquina
  • No hace falta tener conocimientos técnicos para su gestión

Desventajas del hosting compartido

  • Los recursos son compartidos entre todos los usuarios
  • Ofrece menos recursos disponibles
  • Un cliente que cause problemas, afectará al resto de clientes

Servidor Privado Virtual (VPS)

Este tipo de alojamiento es de los más usados cuando se busca un servicio que sea más potente que un hosting compartido pero más económico que un servidor dedicado. Su principal característica es que utiliza técnicas de virtualización con las que se divide un servidor físico en varios servidores virtuales, cada uno de ellos con una serie de recursos asignados a los que solo tendremos acceso nosotros.

Los VPS ofrecen un mayor nivel de personalización, pudiendo el usuario poder instalar aquellas herramientas que necesite. Para ello será necesario que se tenga conocimientos de administración de sistemas.

Ventajas de los VPS

  • Ofrece más recursos que un hosting compartido y no se comparten con otros usuarios
  • Si es administrado, el proveedor se encarga de su gestión
  • Ofrece un panel de control desde donde gestionar el hosting
  • Más económico que un servidor dedicado

Desventajas de los VPS

  • Precio más elevado que los compartidos
  • Menos recursos que un servidor dedicado
  • Si no es administrado, el usuario es el encargado de su gestión, por lo que necesita tener conocimientos de administración de sistemas
  • Hay que optimizar sus recursos para aprovechar su potencia

Servidor dedicado

Cuando se contrata un servidor dedicado, lo que se está adquiriendo es una máquina física donde todos los recursos son exclusivamente para nosotros, es decir, no son compartidos con nadie. De esta forma, se aísla de cualquier fallo de seguridad que pueda causar un tercero, además de proporcionar total acceso a la configuración del equipo y software instalado en él.

Suele utilizarse para páginas web que cuentan con muchas visitas u otras aplicaciones empresariales que necesitan mucha potencia.

Ventajas del servidor dedicado

  • Se tiene acceso a todos los recursos disponibles del servidor
  • Completo control de la configuración del equipo y del software instalado
  • Aislamiento de cualquier error causado por un tercero

Desventajas del servidor dedicado

  • Es de los tipos de hosting más caros del mercado
  • Si no tienes conocimientos de administración de sistemas, tienes que contratar los servicios

Cloud hosting

Los alojamientos en la nube se han convertido en una opción cada vez más habitual dentro de este mundillo. Se han convertido en la opción perfecta para aquellos proyectos que requieren de mucha potencia y que reciben muchas visitas. Se puede decir que más que contratar un producto, se trata de contratar un servicio, ya que no se centra tanto en servidores físicos sino en los recursos que necesite el hosting cada momento.

La clave de este tipo de alojamiento reside en que se usa una red de servidores físicos conectados entre sí que se comportan como si fueran un súper ordenador muy potente con recursos ilimitados.

Lo bueno de este tipo de alojamientos web, es que si uno de los servidores físicos que forman parte de la nube deja de funcionar, tu servicio no lo notará ya que seguirá utilizando los recursos del resto de máquinas.

Con esta opción, el precio se puede ajustar mucho más, ya que solo se pagará por los recursos que utilicemos en cada momento y no por paquetes preestablecidos.

Ventajas del cloud hosting

  • Solo pagas por los recursos que utilizas en cada momento
  • El plan más fiable ya que sigue activo incluso si falla algún nodo
  • Perfecto para proyectos que requieren de mucha potencia en momento puntuales

Desventajas del cloud hosting

  • Es necesario tener conocimientos de administración de sistemas para su gestión
  • Para proyectos pequeños, el precio puede ser elevado

Como ya hemos comentado, lo más importante antes de contratar el hosting, es que detectéis vuestras necesidades para elegir el que mejor se adapte a vuestro proyecto en cada momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here