Casi todos los CEOs de TI quieren dar un mejor servicio a sus clientes. Es por eso que cada vez más buscan en la automatización nuevas formas de mejorar en dicha área, así como de percibir mayores ingresos o de acelerar la innovación de sus productos. Pero no acaba ahí la cosa, la automatización también puede ser muy útil a la hora de ayudar a mejorar la estrategia de protección de datos. A continuación te indicamos tres maneras en que puede hacerlo:

La automatización acelera la recuperación ante desastres en la nube

Las organizaciones funcionan con datos, pero ¿qué pasa cuando esos datos no están disponibles? 2020 comenzó con desastres naturales sin precedentes, como los incendios forestales en Australia, las inundaciones en Brasil y los tornados de este invierno en Estados Unidos.

La recuperación ante desastres – y aquella basada en la nube – es más importante que nunca. Y, además, el tiempo de recuperación es crítico, por lo que la automatización es una necesidad.

¿Qué pasaría si se pudiera automatizar el DR? ¿Y si se pudiera usar un comando de voz o un SMS para iniciar la recuperación en Azure? Eso es posible hoy en día. Sin Wi-Fi, sin energía, pero con los datos disponibles y accesibles. Con la automatización, la recuperación ante desastres puede iniciarse sin intervención humana aparte de un comando de voz.

La automatización ayuda a la mitigación de riesgos

Los directivos están mucho más interesados que nunca en la mitigación de riesgos, como demuestra una reciente encuesta, en la que el 69% de los entrevistados aseguraba estar viendo cambios en su entorno de protección de datos precisamente por el foco cada vez mayor en la mitigación de riesgos y amenazas.

La protección de datos automatizada es una parte significativa en este campo. Un ejemplo de ello es el ataque de ransomware que sufrió el Estado de Colorado, en EEUU, donde el software de protección de datos de Commvault, una empresa española líder en gestión de datos, fue una de las primeras herramientas en identificar y alertar del ataque, gracias a que incluye un control automatizado que activa una alerta si se sospecha actividad inusual en los datos.

La automatización ayuda a que los equipos de TI pueden enfocarse a lo importante

Si se pueden automatizar los procesos, especialmente los de bajo nivel, el personal de TI podrá enfocarse a proyectos estratégicos. Como por ejemplo,  la migración de datos en la nube. Se puede dedicar el tiempo a escribir scripts o utilizar una interfaz racionalizada y APIs probadas para migrar los datos de forma segura y eficiente al proveedor de cloud computing que se prefiera.

Además, a nadie le gusta dedicar su tiempo a tareas repetitivas, como mover cintas de archivo. Si se puede automatizar algo tan simple como el archivado de datos – especialmente en la nube – se ahorra trabajo físico y se evita este tipo de tarea aburrida y repetitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here