Sanidad digital: Oportunidades y desafíos en la ciberseguridad

La digitalización de la sanidad en Europa se perfila como uno de los grandes objetivos de los 27 países miembros, prometiendo revolucionar el acceso y la gestión de la información sanitaria. Sin embargo, este avance trae consigo un desafío crucial: reforzar la ciberseguridad para proteger los datos sensibles de millones de ciudadanos.

Digitalización Sanitaria: Un Cambio Paradigmático

La Comisión Europea (CE) visualiza un ahorro de hasta 20.000 millones de euros a nivel global gracias a la economía del dato aplicada al sector sanitario. Más allá de los beneficios económicos, la digitalización promete una mayor accesibilidad al historial médico, facilitando el seguimiento de virus y potenciando la investigación científica mediante la compartición de datos anónimos.

Sancho Lerena, CEO de Pandora FMS y experto en seguridad y gestión IT, destaca la creciente digitalización de las instalaciones médicas y la gestión virtual de historiales. Este sistema no solo mejora la eficiencia diaria sino que también incrementa la dependencia del correcto funcionamiento de la infraestructura IT.

Accesibilidad y Potencial de Investigación

En la nueva sanidad digital europea, se busca que los usuarios puedan acceder fácilmente a sus datos sanitarios. Este enfoque también pretende ampliar las oportunidades de investigación a través de datos anonimizados y seguros, fomentando la interoperabilidad entre los sistemas de los distintos países.

Una inversión reciente de 12 millones de euros subraya la importancia de contar con sistemas de información sanitaria robustos. Sandra Gallina, directora general de Salud y Seguridad Alimentaria de la CE, reconoció el potencial de estos sistemas para transformar la atención sanitaria, mejorando su eficiencia, seguridad y personalización.

El Desafío de la Ciberseguridad

La digitalización, si bien promete numerosas ventajas, plantea importantes retos en términos de ciberseguridad. De acuerdo con Pandora FMS y datos de ENISA, el 68% de los ciberataques al sector salud se deben a una mala configuración del sistema de seguridad, mientras que un 16% son resultado de errores humanos. Los hospitales, siendo centros asistenciales críticos, reciben el 40% de estos ataques.

“Con más datos, viene más poder y, con más poder, un mayor riesgo de ser objetivo de ciberataques”, explica Lerena. Es vital, entonces, anticiparse a posibles ataques que no solo buscan robar información, sino también alterar el funcionamiento normal de los servicios sanitarios.

Un Marco Seguro para la Sanidad Digital

La estrategia europea para digitalizar la sanidad, acompañada de la compartición y accesibilidad de datos, requiere de un marco seguro que prevenga convertirse en una vulnerabilidad estatal. La experiencia del Hospital Clinic de Barcelona, que sufrió un ciberataque recientemente, es un recordatorio de la importancia de adelantarse a estas amenazas.

Pandora FMS, con sistemas implantados en varios hospitales españoles, enfatiza la necesidad de prevenir interrupciones en el funcionamiento hospitalario, más allá de la mera protección de datos.

Conclusión

La transformación digital en la sanidad europea abre un horizonte de posibilidades para mejorar la atención médica, la prevención de pandemias y la investigación científica. Sin embargo, esta transición debe ir de la mano con un compromiso firme hacia la ciberseguridad, garantizando que la innovación tecnológica se desarrolle en un entorno protegido y confiable. En este equilibrio entre progreso y protección, Europa se encamina hacia un futuro sanitario más conectado, eficiente y seguro.

×