Las 5 tendencias de sostenibilidad y soberanía en la industria cloud para 2022

El año 2021 ha sido un punto de inflexión en el desarrollo tecnológico mundial. Provocado en gran medida por la pandemia mundial, el sector tecnológico ha vivido un gran impulso que ha abierto la puerta a grandes avances tecnológicos que también conllevan grandes retos.

Aunque la mayoría de los retos no son nuevos en sí mismos, los actores del ecosistema cloud, impulsados por la oleada de interés y recursos, han acelerado su búsqueda de respuestas en los últimos años. El año 2022 no será diferente. Por un lado, la tecnología seguirá evolucionando a gran velocidad y, por otro, los clientes se preocuparán cada vez más por factores que van más allá del precio y el rendimiento cuando se trata de la nube, como la responsabilidad, la sostenibilidad o la soberanía sobre los datos de los usuarios y la dependencia de proveedores extranjeros.

Los expertos en tecnología cloud de Scaleway, proveedor europeo de infraestructura cloud y centros de datos, revelan 5 tendencias sobre sostenibilidad y soberanía que impactarán en la industria cloud en 2022:

1. Los centros de datos estarán bajo la lupa

Durante el 2022 y en adelante, la sostenibilidad de los centros de datos seguirá siendo analizada, ya que las cantidades excesivas de energía y agua que utilizan muchas instalaciones están saliendo a debate público. El aumento de la transparencia y la presión institucional y de los consumidores incitará a actuar a quienes hasta ahora han evitado las iniciativas ecológicas en favor de los beneficios económicos a corto plazo. 

Por otro lado, también se hablará de código. Tecnologías como el Serverless se posicionarán como la opción ecológica para un uso de la energía informática sin desperdicios, ya que solo funciona, y por tanto consume energía, cuando se necesita, en lugar de estar «siempre encendida».

2. Objetivos y valores empresariales, ante todo

Los jóvenes profesionales buscan un sentido y tratan de alinear sus valores personales con su forma de consumir, trabajar y vivir. Poder consumir localmente, y con un proveedor que se esfuerza y apuesta por la sostenibilidad a largo plazo, va a ser tan importante para los trabajadores como para los consumidores. De hecho, el 90% de los millennials se niega a trabajar para empresas que no puedan demostrar sus credenciales de sostenibilidad, por lo que la responsabilidad se convertirá en una necesidad empresarial en 2022.

3. Las tarifas de cancelación y los créditos cloud serán cuestionados

Las tarifas de cancelación (en las que los proveedores de servicios cloud cobran a los clientes por abandonar sus servicios) y los créditos cloud (en los que las mismas empresas dan a las compañías un generoso acceso gratuito a sus ofertas para bloquearlas después) han sido un punto importante de controversia en el sector cloud. La industria ha madurado hasta un punto en el que ya no es admisible, tanto desde el punto de vista de la protección de los consumidores como desde el punto de vista jurídico, hacer la vista gorda ante los efectos de la dependencia y la desregulación. En el año 2022 se prevé la actuación de las autoridades antimonopolio para sentar las bases de la regulación o la abolición. 

4. La Unión Europea revolucionará las condiciones de competencia

Los principales mercados cloud (como EE.UU. y China) mantienen políticas de contratación pública asimétricas que favorecen a los PSC (proveedores de servicios cloud) locales, posicionando en desventaja sus homólogos europeos en la competencia mundial. La Unión Europea intervendrá para reequilibrar las condiciones de competencia de dos maneras: 

1)     Regulando los «gatekeepers» digitales a través de la Ley de Mercados Digitales y la Ley de Datos

2)     Aplicando una política industrial cloud basada en la reciprocidad, la igualdad de condiciones, la soberanía del software y una nueva Ley de Compra de Tecnología Europea (Buy European Tech Act).

5. La soberanía y protección de datos serán clave para las statups y scaleups

La evolución en la toma de decisiones para elegir un proveedor de servicios cloud llevará esta elección más allá de consideraciones como el precio y el rendimiento, y entrarán en juego factores como la elección tecnológica, la independencia y la resistencia. Estos criterios se convertirán en componentes clave de una verdadera estrategia de gestión de riesgos, en particular para las scaleups. El año 2022 colocará en el centro del sector cloud la libertad de elección y la sostenibilidad. 

«Nuestros esfuerzos como agentes locales y mundiales ofrecen un progreso significativo y medible que repercute positivamente en nuestros clientes, socios, inversores y equipo. Tenemos la responsabilidad ante ellos de actuar de forma ética y respetuosa con nuestra sociedad y el medio ambiente. Por ese motivo en Scaleway aplicamos acciones de responsabilidad y sostenibilidad en toda la cadena, desde soluciones ecológicas y medioambientales, de transparencia y confianza, hasta igualdad, paridad, inclusión y ética” afirma Yann Lechelle, CEO de Scaleway.

Ir arriba